jueves. 18.08.2022

Feijóo quiere derogar la Ley de Memoria

Dice que las víctimas son «héroes de la España democrática» y busca los votos del PSOE para «restablecer la justicia» Insta a alzar la palabra» contra intentos de «secuestrar la verdad»
                      Feijóo ayer en Ermua, ante un retrato de Miguel Ángel Blanco, asesinado por ETA hace 25 años. JAVIER ZORRILLA
Feijóo ayer en Ermua, ante un retrato de Miguel Ángel Blanco, asesinado por ETA hace 25 años. JAVIER ZORRILLA

El presidente del PP, Alberto Núñez Feijóo, se comprometió ayer a derogar la «mal llamada» ley de Memoria Histórica y aseguró que trabajará para conseguir «también los votos del próximo PSOE» para que «juntos restablezcamos la memoria y la justicia».

Feijóo clausuró la ‘Escuela de Verano Miguel Angel Blanco’ ayer en la localidad vizcaína de Ermua en un acto en el que también participaron el expresidente José María Aznar y Marimar Blanco, hermana del edil asesinado por ETA en julio de 1997, así como el presidente del PP vasco, Carlos Iturgaiz, entre otros.

El líder del PP comenzó su intervención en «un día para hablar de memoria y justicia» recordando a Miguel Ángel Blanco y también a su familia porque, según lamentó, «el terrorismo no sólo atacaba con las vidas que sesgaba, destrozaba también las familias para siempre». Feijóo valoró su «ejemplo» a lo largo de estos 25 años, su «fortaleza pese a todo el dolor» y su «valentía».

También agradeció su trabajo al PP de Esukadi porque, durante décadas «afiliarse era un ejercicio de rebeldía contra la sinrazón, militar en la democracia contra los que querían imponer el miedo, aventurar la vida para defender la libertad».

«No ha habido compromiso más puro, más honorable y más sincero que ese en España», dijo.

«Quienes se esfuerzan por ser dignos herederos de Miguel Angel Blanco defienden el estado de derecho y, por eso, aceptan la anomalía de que los testaferros de aquel terrorismo se sienten en las instituciones que quisieron destruir sembrando el dolor y el horror». Eso, dijo, les provoca «una profunda repugnancia que sean ellos quienes dicten al gobierno democrático los términos de la memoria democrática». «En estas condiciones, ni es memoria ni es democrática. Se trata de un episodio indigno de nuestra democracia», dijo el presidente del PP.

En respuesta, el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha pedido al Partido Popular que deje de utilizar el terrorismo como «arma de confrontación política» y le advirtió de que vertido de que «no van a conseguir dividir».

«Ya vale, ya es suficiente de utilizar el terrorismo como arma de confrontación política», dijo.

Feijóo quiere derogar la Ley de Memoria