martes 20/4/21

El fiscal cuestiona a la víctima de la violación de Sabadell

La joven fue agredida por cinco hombres magrebíes en una nave
Imagen de uno de los acusados de la violación múltiple. MARTA PÉREZ

El fiscal ha sometido a la víctima de una violación múltiple en Sabadell (Barcelona) en 2019 a un incisivo interrogatorio, marcado por constantes interrupciones, durante el cual la ha instado a corroborar todos los detalles de su denuncia al cuestionar en reiteradas ocasiones: «¿Está segura de eso?».

El representante del ministerio público así lo ha planteado este martes ante la Audiencia de Barcelona durante la primera sesión del juicio contra cuatro de los seis presuntos agresores, para quienes pide penas de entre 37 y 41 años y medio de cárcel por agresión sexual con penetración, a uno de ellos en calidad de autor y a los otros tres como cómplices o cooperadores necesarios por no evitarlo.

Su desgarrador testimonio no ha impedido sin embargo que el fiscal haya puesto en duda algunos de los detalles de su relato y le haya preguntado, por ejemplo, que «cómo sabía» que sus agresores discutían si no entendía el idioma en el que hablaban, que si «ahora tiene claro» la participación de alguno de ellos en los hechos o si recuerda que «eyacularan» dentro de ella.

«¿Cuándo termina?»

En un momento dado, tras insistir en si estaba «segura» de lo que narraba, el fiscal le ha pedido que aclarase a qué se refería con que la forzaron a mantener relaciones sexuales «con violencia», pese a que previamente había explicado que acudió a la nave contra su voluntad y que, una vez en su interior, la agarraron con fuerza por el cuerpo y la cara para violarla y obligarla a realizar felaciones. «¿Cómo termina este suceso?», ha espetado el fiscal con tono ríspido cuando la víctima, con la voz ahogada en lágrimas, pormenorizaba la manera como la violaron.

Al duro interrogatorio al que ha sido sometida la joven se ha recrudecido aún más durante el turno de la abogada del principal acusado, que le ha llegado a preguntar si no recordaba haber mantenido «relaciones consentidas» con los procesados o por qué no «chilló» o «llamó a un timbre» mientras era conducida a la nave. «Tenía miedo», se ha defendido la víctima ante de finalizar.

El fiscal cuestiona a la víctima de la violación de Sabadell