miércoles 25/5/22
                      El rey Juan Carlos desciende de un avión oficial. ROLAND PUJOL
El rey Juan Carlos desciende de un avión oficial. ROLAND PUJOL

Los planes del rey emérito para un regreso inmediato a España tendrán que esperar. La fiscal general del Estado autorizó ayer la prórroga solicitada por los representantes del Ministerio Público en el Tribunal Supremo para prorrogar durante seis meses más las líneas de investigación abiertas.

Juan Carlos de Borbón mostró, a través de fuentes de su entorno, su deseo de regresar a España una vez que el fiscal suizo Yves Bertossa decidió hace dos semanas cerrar las pesquisas abiertas en Ginebra en 2018 sobre la donación al rey emérito de cien millones de dólares de las autoridades de Arabia Saudí. Se especuló incluso sobre la posibilidad de que volviera a instalarse en el palacio de la Zarzuela.

Fuentes cercanas al anterior jefe del Estado daban por descontado que la Fiscalía del Tribunal Supremo también daría carpetazo a sus pesquisas. Una impresión que venía avalada por comentarios del propio Ministerio Público sobre la inminencia del final de su trabajo.

Pero los fiscales del alto tribunal decidieron solicitar una ampliación del plazo de seis meses, y Dolores Delgado firmó ayer la autorización. La tercera investigación, la del paraíso fiscal en la isla de Jersey, ya había sido ampliada otros seis meses el pasado 2 de diciembre. Las dos primeras tenían como fecha tope el 17 de diciembre, pero el equipo de fiscales solicitó una ampliación para analizar la última documentación enviada por la justicia helvética.

La Zarzuela ha mantenido un férreo silencio sobre los planes de retorno a España desde Abu Dabi del rey emérito, pero siempre se dio por sentado que el regreso solo podría contemplarse una vez que se hubieran archivado las investigaciones. Circunstancia que ahora no se presenta por la prórroga de seis meses autorizada ayer por la fiscal general del Estado.

A pesar de la ampliación de plazos, fuentes jurídicas se muestran convencidas de que no se agotarán los seis meses, y que a medio plazo las investigaciones serán archivadas sin ningún tipo de imputación para Juan Carlos de Borbón. En el caso de las comisiones porque cuando se produjeron los hechos, agosto de 2008, era inviolable por su condición de jefe del Estado.

Las dos regularizaciones fiscales que ha presentado el rey emérito habrían saldado sus cuentas ante Hacienda. La primera de 678.000 euros, en diciembre de 2020, por el dinero no declarado y donado por el empresario mexicano Allen Sanginés-Krause. La segunda de 4,4 millones de euros, en febrero de 2021, por los regalos de su primo Álvaro de Orleans en forma de vuelos privados a través de la fundación Zagatka. La Fiscalía considera que ambas se ajustaron a lo dispuesto en la ley tributaria. La tercera investigación, la de la presunta existencia de una cuenta con diez millones de euros a nombre del ex jefe de Estado en la isla británica de Jersey, avanza también hacia el archivo por falta de pruebas.

La fiscal general frustra los planes del rey emérito de un regreso rápido
Comentarios