jueves. 09.02.2023

La Fiscalía ha pedido al Tribunal Supremo que mantenga las penas de 13 años de inhabilitación que impuso al exvicepresidente catalán Oriol Junqueras y de 12 a tres exconsellers por el proceso independentista de 2017, si bien admite que la reforma penal obliga a rebajar las de los cinco acusados que solo fueron condenados por sedición, un delito que ha desaparecido del Código Penal.

Los cuatro fiscales del «procés» han remitido un escrito a la Sala de lo Penal del Alto Tribunal, al que ha tenido acceso Efe, en el que se oponen a la revisión de las condenas de inhabilitación de aquellos líderes independentistas que fueron condenados por sedición en concurso medial con malversación: Oriol Junqueras, Raül Romeva, Jordi Turull y Dolors Bassa.

La razón es que, como en el caso de Carles Puigdemont, que aún no ha sido juzgado al estar fugado, los fiscales creen que la reforma del Código Penal permite seguir manteniendo que estos cuatro líderes independentistas incurrieron en un delito de malversación en su forma más grave al considerar que hubo ánimo de lucro en el desvío de dinero público para «fines delictivos».

Y este tipo penal contempla penas de inhabilitación de 10 a 20 años, de modo que las condenas impuestas a Junqueras y los otros tres exconsellers «se encuentran en la mitad inferior» de las recogidas en el actual Código Penal, razón, dice la Fiscalía, por la que «no deben revisarse», pues, de lo contrario, será perjudicial para ellos.

Los fiscales, en sintonía con el decreto que este mismo miércoles ha dictado el fiscal general del Estado, subrayan que «el ánimo de lucro no solo se integra por la obtención de un beneficio económico propio para el autor o para un tercero», sino también por la consecución de cualquier otro beneficio.

La Fiscalía pide mantener los 13 años de inhabilitación a Junqueras
Comentarios