jueves 22/4/21

La Fiscalía pide a Robles que señale a los exmilitares del chat de los fusilamientos

El Jemad acusa a los oficiales de falsear su condición pero reconoce su libertad de expresión
Margarirta Robles y el jemad, ayer en un homenaje. RODRIGO JIMÉNEZ

Marejada en el Ministerio de Defensa a cuenta de la campaña de militares retirados contra la acción del Gobierno y en defensa de un «pronunciamiento» del Rey como mando supremo de las Fuerzas Armadas. En un inédito comunicado, el jefe del Estado Mayor de la Defensa (Jemad), general Miguel Ángel Villarroya, entró ayer en el juego de la política al asegurar que «las opiniones de estas personas no pueden considerarse representativas del colectivo militar».

El general del Ejército del Aire subrayó que los oficiales retirados que abogaron en un chat privado por golpes de Estado y, en el caso particular de un general, por «fusilamientos» de civiles contrarios a su ideología, tienen «todo derecho a expresar lo que consideren, pero no arrogándose un derecho de representatividad que no poseen, que daña la imagen de las Fuerzas Armadas y que confunde a la opinión pública».

El Jemad, que pertenece a la 32 promoción de la Academia General del Aire frente a la decimonovena de sus colegas retirados, entró de lleno en la polémica con la justificación de la próxima celebración del Día de la Constitución. A diferencia de la ministra Margarita Robles, cuya denuncia remitida el jueves a la Fiscalía Superior de Madrid relataba que los implicados «vierten manifestaciones totalmente contrarias al orden constitucional, haciendo alusiones veladas a un pronunciamiento militar», Villarroya enmarcó los comentarios en la «libertad de expresión» y puso el acento en la supuesta apropiación de la condición militar en activo de los implicados.

Estos hechos ya están en manos del Ministerio Público, aunque de momento no se han abierto diligencias de investigación a la espera de que Defensa amplíe su oficio. La Fiscalía reclamó el jueves al departamento de Robles, de forma inicial, que identifique a los integrantes del chat privado, que le diga si están o no en activo y, en el caso de que fueran cargos públicos, conocer dónde ejercen para dirimir la competencia jurisdiccional, según señalaron fuentes jurídicas.

Defensa, por lo tanto, deberá hacer un rastreo de los participantes del chat privado para cumplir con la petición de la Fiscalía. Este viernes, la ministra ya avanzó que sus 39 miembros «no se representan más que a sí mismos», que ninguno sigue en activo al superar los setenta años y que varios colgaron el uniforme hace más de 40 años para ganar más dinero como pilotos comerciales.

A expensas del avance de las pesquisas por si hubiera responsabilidad penal en estos mensajes, en Defensa ya estudian la posibilidad de retirarles privilegios de la carrera militar o la entrada en residencias castrenses.

Robles elevó ayer el tono por la «cobardía» de los integrantes de este grupo de mensajería móvil y amplió el prisma sobre aquellos partidos, como Vox, que buscan «patrimonializar» determinada ideología en las Fuerzas Armadas.

«(Los exmilitares) están atribuyéndose el ser representantes no sé muy bien de qué con unos mensajes y unas cartas (al Rey) que nos avergüenzan a cualquier demócrata», afirmó la ministra. «Son personas que no merecían en su momento haber llevado el uniforme», sentenció.

La titular de Defensa, magistrada en excedencia, agradeció el paso adelante dado por el Jemad con el insólito comunicado difundido ayer. Además de entrar en arena con el polémico chat, el general Villaroya defendió el servicio de los integrantes de las Fuerzas Armadas, «que cumplen de forma exquisita» con la misión que les otorga la Carta Magna.

Pero su mención a la limitación de las actividades reivindicativas no sentó nada bien a los colectivos profesionales. La Asociación Unificada de Militares Españoles (Aume), por ejemplo, recordó al Jemad que el Tribunal Supremo ya ha dejado claro que los soldados pueden ejercer su derecho a reivindicarse.

Uno de los políticos más activos desde que se conocieron estos mensajes ha sido Odón Elorza. El diputado socialista planteó este viernes revisar el sistema de ascensos y la formación que se imparte en las academias y mencionó «la impronta de Vox y de la extrema derecha» en estos episodios graves aunque sea de mandos retirados.

La Fiscalía pide a Robles que señale a los exmilitares del chat de los fusilamientos
Comentarios