miércoles. 17.08.2022
La fiscal general del Estado, María José Segarra. ZIPI (EFE)
La fiscal general del Estado, María José Segarra. ZIPI (EFE)

Dos horas después de conocer su contenido, la Fiscalía valoró de forma satisfactoria la sentencia del procés, todo pese a que el Ministerio Público había solicitado penas mayores y el reconocimiento del delito de rebelión para algunos de los acusados, que finalmente han sido condenados por sedición. Sobre ese aspecto, la fiscal general del Estado, María José Segarra, reconoció ayer en una comparecencia que esta es «la principal discrepancia» que existe. Aunque no es la única. Tras la negativa del Supremo de denegar su petición de impedir el tercer grado hasta que los presos cumplan la mitad de la condena, Segarra aseguró que velarán para que estas se cumplan de acuerdo al Reglamento Penitenciario. Algo que harán «de forma siempre individualizada».

 

Además, recordó que los fiscales de vigilancia penitenciaria intervienen en la ejecución de todas las penas de cárcel -incluidas las derivadas de la sentencia del procés-, «tanto para garantizar los derechos de los presos como para vigilar el cumplimiento y la interpretación del Reglamento Penitenciario».

 

Sin embargo, esta diferencia clara de criterios no ha sido percibida como un varapalo por parte del Ministerio Público, al menos de cara a la galería. Segarra sacó ayer pecho y se enorgulleció de que el fallo suscriba «en lo sustancial» lo defendido por su «acusación».

La Fiscalía velará para que se cumplan las penas de forma «individualizada»
Comentarios