viernes 20/5/22
                      Abdulah Arabi es el representante del Frente Polisario para España. MARISCAL
Abdulah Arabi es el representante del Frente Polisario para España. MARISCAL

El Frente Polisario dijo ayer que «lejos de ayudar», la nueva posición de España con respecto al Sáhara Occidental supone «cuatro pasos atrás» que complica seriamente la labor del enviado especial de la ONU, Staffan de Mistura.

Así lo planteó en rueda de prensa el representante del Frente Polisario para España, Abdulah Arabi, quien lamentó la decisión de España de «ponerse del lado de Marruecos» en contra de los intereses saharauis.

Para Arabi, España se ha equivocado al ponerse del lado de Marruecos, romper un consenso que duraba ya 46 años, situarse fuera de la legalidad internacional y autoexcluirse del papel mediador en el conflicto. Por eso, tal y como anunciaron el domingo, el Frente Polisario ha decidido suspender sus relaciones políticas con España, aunque no las humanitarias y de solidaridad.

Así, Arabi ha agradecido a los españoles su gran solidaridad con los saharauis y su actitud a todo los partidos políticos (salvo el PSOE) que se han mostrado contrarios a la nueva postura del Gobierno en favor del proceso de autonomía para el Sáhara.

Según el Frente Polisario, la única solución para el conflicto con Marruecos es que el pueblo saharaui decida en un referéndum ya que «ningún país, por grande que sea, puede cambiar la situación jurídica de otro».

Mientras, los partidos políticos han seguido con sus declaraciones en contra de la nueva posición española, adoptada por el Gobierno sin consultarla antes con nadie. Así, la secretaria de acción institucional de Podemos, María Teresa Pérez, ha resaltado que su partido sigue defendiendo la misma posición que la mantenida por España durante más de cuatro décadas: respeto a las resoluciones de Naciones Unidas y defensa del derecho de los saharauis a un referéndum y a la libre determinación.

Pérez dijo que aunque el PSOE diga que no ha dado un giro, lo cierto es que votó en contra de la iniciativa parlamentaria que reafirmaba la que ha sido la posición española siempre.

El PP incidió en sus críticas al Ejecutivo y, en boca de su nuevo coordinador general, Elías Bendodo, ha señalado que aún no se conoce »la letra pequeña» de la reunión del presidente Pedro Sánchez con el rey de Marruecos en marruecos. «Queremos conocer en profundidad el manifiesto en conjunto», subrayó tras apuntar que el Gobierno «ha tenido la capacidad inédita de producir una crisis tanto como Marruecos como con Argelia en la misma legislatura. Los efectos de estas crisis los pagan los bolsillos de los españoles».

«En política internacional hay que medir las decisiones que se toman», advirtió.

Ciudadanos solicitó la comparecencia del ministro de Exteriores en el Congreso de los Diputados. «El Frente Polisario anuncia que rompe relaciones diplomáticas con España, Marruecos coloca la bandera boca abajo y nadie da explicaciones», señaló el portavoz, Edmundo Bal, advirtiendo además sobre el enfado de Argelia.

El Frente Polisario advierte a Sánchez: «España ha dado cuatro pasos atrás»