miércoles 25/5/22

El fundador de la red social Tuenti, Zaryn Dentzel, denunció ayer ante la Policía Nacional que sufrió un asalto en su domicilio de Madrid por un grupo de encapuchados que le agredieron y le robaron objetos personales pero luego se desdijo y aseguró que finalmente no sustrajeron sus cuentas de bitcoines.

Dentzel, que se hizo millonario en España con la red social para los más jovenes y que sigue resideindo en el país, mantuvo ante la Policía que un grupo de encapuchados asaltaron su casa y le torturaron para que confesara la contraseña de sus cuentas de bitcoines. Sin embargo, el empresario dijo después que no le han robado sus criptomonedas pero sí que le han sustraído diversos efectos personales y materiales por un valor indeterminado.

En un primer momento su testimonio fue algo «confuso» por el estado de nerviosismo en el que se encontraba, añaden las fuentes.

Los vecinos del edificio, ubicado en la calle Ruiz de Alarcón, fueron los que dieron el aviso al 091 al escuchar los gritos de la víctima, y también llamó el propio Dentzel a la Policía.

El fundador de Tuenti denuncia torturas y robo y luego se desdice