jueves 23/9/21
| Crónica | La etapa leonesa de Mariano Rajoy |

Un gallego «empollón» en León

Rajoy, junto a su esposa Elvira Fernández Balboa, el día de su boda
El candidato del PP a la Presidencia del Gobierno, Mariano Rajoy, destacó en su etapa de estudiante en León por su «memorión», sus dotes para hacer amigos y ser la alegría del grupo, explicó el hermano jesuita Manuel Almunia, maestro del ex ministro durante cinco cursos desde el de 1965-1966. «Más que buena memoria, tenía un memorión, era un empollón que todo lo que caía en los exámenes se lo sabía, destacaba en todo» ya desde pequeño, cuando tenía diez años, «excepto en dibujo, que no era precisamente un artista», confesó el hermano Almunia de su alumno Mariano Rajoy, quien estudió en los jesuitas de la capital leonesa, adonde se trasladó a vivir junto con su familia por motivos laborales de su progenitor, que era funcionario de Estado. Buen estudiante En estos cinco años en los que estudio en el centro, Rajoy se caracterizó por «ser muy buen estudiante», dijo Almunia, quien se refirió a la «buena memoria» del ex ministro, una de sus cualidades más destacadas, y puntualizó que «no lo digo por la autoridad que va a ser, sino porque realmente era muy bueno». «Sacaba todos sobresalientes, excepto en Dibujo», materia que precisamente impartía este hermano jesuita, de 72 años, que durante tres años consecutivos evaluó las cualidades artísticas del candidato del PP a la Presidencia del Gobierno, a quien nunca ponía más que un «cinco o un seis» en esta asignatura. «Aunque no se enfadaba, me decía reiteradamente que le estropeaba las notas, pero no le podía poner más», explicó. Habilidad para el deporte Entre otras virtudes de Rajoy, subrayó su habilidad para el deporte, al sobresalir en el equipo de baloncesto del colegio, así como sus dotes para hacer amigos: «era la alegría del grupo; en el corrillo de amigos él mandaba, era el protagonista», dijo el hermano, que no ocultó su simpatía hacia el ex ministro. El hermano Almunia comentó con orgullo que aún continúa su relación de amistad con Rajoy, a quien ayer mismo le envió una carta para felicitarle por su nuevo cargo, al igual que lo hizo en anteriores ocasiones cada vez que cambiaba de Ministerio, siendo siempre respondido con otra misiva de su «puño y letra». En el colegio de los jesuitas, que funciona desde 1959 en León, también estudiaron los dos hermanos pequeños de Mariano, Enrique y Luis, que se incorporaron más tarde al centro, donde tan sólo quedan hoy, de aquella época, el maestro de Dibujo y el de Francés, que en la actualidad tiene 95 años. Después de estos cinco años en León, Rajoy (Santiago de Compostela (La Coruña), 1955), pasó a estudiar sexto y preuniversitario a un colegio que esta congregación tiene en Vigo, adonde fue nuevamente trasladado el padre del ex ministro, y posteriormente completó sus estudios con los de Derecho en la Universidad de Santiago.

Un gallego «empollón» en León
Comentarios