miércoles 2/12/20

La Generalitat ofrece a Trapero volver a comandar los Mossos d’Escuadra

El mayor de la policía catalana pide tiempo para decidir sobre su futuro tras ser absuelto

Josep Lluís Trapero tiene las puertas de la Consejería de Interior de la Generalitat abiertas de par en par. Si quiere volver como mayor de los Mossos, su cargo anterior, solo tiene que decir que sí. El consejero de Interior del Govern catalán, Miquel Sàmper, confirmó ayer lo que el día anterior no quiso revelar: que ha ofrecido a Trapero su restitución como jefe de los Mossos, el mismo puesto que ocupaba antes de ser cesado como consecuencia de la aplicación del artículo 155 de la Constitución, después de la declaración unilateral de independencia del 27-O de 2017 y antes de ser imputado y procesado.

Tras ser absuelto por la Audiencia Nacional de todas las acusaciones —sedición y desobediencia—, Trapero podría volver a ponerse al frente de los Mossos, pero el exmando de la Policía catalana se lo está pensando. Sàmper dijo en Catalunya Ràdio que Trapero le ha pedido tiempo para reflexionar sobre si regresa o no. La intendente de la Policía autonómica, Teresa Laplana, en cambio, sí que ha confirmado que quiere regresar, según reveló el consejero de Interior.

Nada más llegar a la consejería, hace mes y medio, el consejero, que sustituyó a Miquel Buch, cesado por Quim Torra, habló con el exmayor de los Mossos para saber cuáles eran sus planes en caso de salir absuelto. «Entiendo que la figura de mayor, como la de todos los que fueron destituidos de forma injusta de sus cargos, ha de ser restituida», afirmó el consejero.

Pero la decisión no es fácil para el mando policial, pues quedó en el ojo del huracán para una parte del independentismo cuando en el juicio del Supremo contra los líderes del ‘procés’ se mostró muy crítico con el anterior Ejecutivo catalán y exhibió un plan para detener a Carles Puigdemont y a sus consejeros si así lo determinaban los jueces. A nivel policial, en cualquier caso, su prestigio está intacto.

El Govern trabaja en su restitución como una victoria contra el Estado en plena precampaña electoral, aunque en este caso sería una especie de triunfo de consolación, pues el objetivo número 1 del actual Gobierno catalán era, así lo expresó Quim Torra el día de su investidura, restituir a Carles Puigdemont en la presidencia de la Generalitat y a todos sus consejeros y este propósito no ha sido posible. En el intento de que Trapero regrese a su cargo de jefe de los Mossos, la Consejería de Interior tiene además otra cuestión a tener muy en cuenta: Eduard Sallent, actual máximo responsable de la Policía catalana, no ha puesto su cargo a disposición del consejero y nadie se lo ha planteado.

La sentencia de Trapero y los otros tres acusados de Interior ha dado alas al secesionismo, que ha mostrado su satisfacción por la absolución dictada por la Audiencia Nacional y además porque cree que puede tener consecuencias en los recursos judiciales planteados para los encarcelamientos de los presos del ‘procés’. En concreto, el abogado de Joaquim Forn, Xavier Melero, apuntó en Rac-1 que el fallo de Trapero y la cúpula de Interior le puede servir para recurrir al Tribunal Constitucional la condena del exconsejero de interior. Y considera que puede ser aún más útil en la petición de indulto.

El abogado de Puigdemont, Gonzalo Boye, también ha apuntado que empleará la absolución del exresponsable policial en todas las causas abiertas que tiene el expresidente en instancias judiciales europeas.

La Generalitat ofrece a Trapero volver a comandar los Mossos d’Escuadra