sábado. 28.01.2023
La zona del módulo D del aparcamiento, donde fue colocada la furgoneta bomba, ya se encuentra casi libre de escombros. El Gobierno advirtió ayer a ETA de que «sólo le queda un camino, poner fin a la violencia». Así lo expresó el ministro de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, nada más conocer que la banda terrorista asumía en un comunicado publicado en el diario Gara la autoría del atentado en la T4 de Barajas, pero mantenía el alto el fuego permanente declarado el 22 de marzo del 2006. Por la noche, el ministro, tras finalizar la primera jornada de su ronda de contactos con los grupos parlamentarios, añadía que «es un sarcasmo que ETA culpe de su salvajada al Gobierno de España». Rubalcaba aseguró que no había tenido tiempo de leer a fondo el comunicado etarra, pero reiteró que la banda ha «roto el proceso de paz, ha roto su tregua» y que «con violencia no hay diálogo». Y dejó claro que «poner una bomba, y más cuando han fallecido dos personas, es violencia extrema». Anteriormente, el ministro había dado nuevos detalles sobre el atentado en una entrevista publicada ayer en el diario The New York Times. Aseguró que además de las tres llamadas realizadas por los etarras a la DYA y al cuerpo de bomberos de Madrid para avisar del atentado, hicieron otras cuatro al diario Gara, pero ninguna fue respondida porque no había nadie en la redacción a una hora tan temprana. Según Rubalcaba, ETA cometió un «error de cálculo» al suponer que con el atentado iba a «ablandar» al Gobierno. Añadió que a partir este atentado no habrá ninguna tregua de la banda que sea «creíble» porque cuando la anuncie todos recordarán cómo incumplió su palabra con la bomba en Barajas. Por su parte, el presidente del Gobierno suspendió ayer su viaje a Japón, previsto entre el 15 y el 18 de enero, debido a la «agenda política interna» en España. Zapatero comparecerá el día 15 en el Congreso para explicar su estrategia frente a ETA. El presidente recibió ayer a las asociaciones de ecuatorianos en España y aseguró que «toda la justicia» caerá sobre los responsables de la muerte de sus compatriotas. E insistió en que España «merece vivir sin asesinatos y bombas» y «vivirá sin asesinatos y sin bombas». El PP respondió al comunicado de ETA exigiendo al Gobierno que desmienta «de una vez por todas» los compromisos de alto el fuego que, según señala la banda en su comunicado, el Ejecutivo ha contraído con ella. Los populares exigen que el Gobierno aclare que «no cabe la más mínima negociación y diálogo con los terroristas» porque «la gente se merece que se le diga siempre la verdad con la claridad más absoluta posible». En referencia al comunicado de la banda, el portavoz del PP, Eduardo Zaplana, calificó la declaración de ETA de «burla intolerable y macabra».

El Gobierno advierte a ETA de que su «único camino» es dejar la violencia
Comentarios