lunes. 28.11.2022

El Gobierno aprueba unos Presupuestos con gasto récord para paliar la inflación

Sube el 10% la partida social, un 25% más Defensa y el paquete fiscal aumentará los ingresos en más de 3.000 M€
                      Pedro Sánchez y Yolanda Díaz ayer, durante la reunión que mantuvieron en la Moncloa para ratificar los Presupuestos. JUAN CARLOS HIDALGO
Pedro Sánchez y Yolanda Díaz ayer, durante la reunión que mantuvieron en la Moncloa para ratificar los Presupuestos. JUAN CARLOS HIDALGO

El Consejo de Ministros aprobó ayer el proyecto presupuestario de 2023, que incorpora un récord de gasto social para hacer frente a la inflación, sobre todo en pensiones, pero también con medidas como la ampliación de la gratuidad del Cercanías o la extensión de la ayuda por hijos hasta los tres años.

Los Presupuestos de 2023, los terceros de la legislatura, pretenden «acompañar a la sociedad española en un momento de enorme incertidumbre», destacó la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, quien dijo que la recaudación experimentará un crecimiento del 7,7 % que permitirá mantener el objetivo de déficit.

El texto es fruto del acuerdo alcanzado por los socios de Gobierno esta madrugada, que incluye una mejora de las prestaciones de desempleo, una subida del Iprem y una ley de familias con más permisos de conciliación.

Una vez que el texto llegue al Congreso de los Diputados, en los próximos días, arrancará la negociación parlamentaria con las formaciones que han mostrado «disposición» para ello, ha aclarado Montero.

GASTO RÉCORD PARA UN ENTORNO DE MENOR CRECIMIENTO EN EL PAís

El proyecto presupuestario contempla un techo de gasto de 198.211 millones, un 1,1 % más y un máximo histórico, incluidos 25.156 millones de fondos europeos.

El Gobierno ha mantenido la previsión de déficit para el cierre de 2023 en el 3,9 % del PIB, 1,1 puntos por debajo del estimado para 2022, a pesar de que las cuentas llegan en un entorno económico más adverso del apuntado en julio, cuando se aprobó el techo de gasto.

De hecho, el Ejecutivo ha revisado a la baja la previsión de crecimiento económico para 2023, hasta el 2,1 % —seis décimas menos— y ha elevado su estimación de deflactor del consumo privado, indicador similar al IPC, hasta el 4,1 % (2,9 % en julio).

El gasto social consumirá la mayor parte del Presupuesto, un total de 266.719 millones (excluidos fondos europeos), lo que supone un máximo histórico y seis de cada diez euros de las futuras cuentas.

Buena parte de este gasto social irá destinado a pensiones, cuya dotación crece un 11,4 % para sufragar tanto el aumento de pensionistas como la revalorización de las pensiones con el IPC, que rondará el 8,5 % (el dato definitivo se derivará de la inflación de noviembre). Además, por primera vez en trece años, las cuentas realizan una aportación al Fondo de reserva de las pensiones de 2.957 millones, procedentes del mecanismo de equidad intergeneracional.

Otras partidas que crecen son el gasto en personal —un 6,6 %, para incorporar la subida salarial de los empleados públicos, del 2,5 % fijo y 1 % variable—, educación (6,6 % más), sanidad (6,7 %), vivienda (5,4 %), infraestructuras (6,7 %) o dependencia.

Una de las partidas más polémicas por el rechazo de Unidas Podemos ha sido la del gasto en defensa, que aumenta un 25 % para avanzar en los compromisos alcanzados con la Otan, a través tanto de la dotación ministerial como de fondos europeos y programas especiales.

LOS ABONOS DE CERCANÍAS

SERÁN GRATUITOS TODO 2023

Entre las novedades presupuestarias figura la extensión a todo 2023 de la gratuidad de los abonos de Cercanías, Rodalies y Media Distancia, la única medida del paquete de ahorro energético presupuestada, ya que la ampliación del resto -como la rebaja del IVA de la luz o la bonificación del carburante- más allá del 31 de diciembre se decidirá a finales de año.

También se amplía a 2023 el bono alquiler joven, el bono cultural joven, se destinan 260 millones para un programa de alquileres accesibles y se dota la extensión de la ayuda de 100 euros al mes para madres con hijos de cero a tres años a mujeres que hayan cotizado un mes o recibido una prestación contributiva o asistencia, una medida que recogerá la ley de familias.

UNA RECAUDACIÓN RÉCORD

DE 262.781 MILLONES de euros

Los Presupuestos consignan unos ingresos no financieros de 307.445 millones, un 6 % más, con una recaudación tributaria récord de 262.781 millones, un 7,7 % más, y un fuerte crecimiento de los ingresos por IRPF (7,7 %), impuesto de sociedades (7,7 %) e IVA (5,9 %).

El Gobierno ya avanzó la pasada semana su paquete fiscal, con bonificaciones del IRPF para rentas inferiores a 21.000 euros, aumento para las rentas de capital de más de 200.000 euros, una rebaja del impuesto de sociedades para micropymes o una bajada del IVA a los productos de higiene íntima femenina.

Estas medidas fiscales se complementan con otras no incluidas en los Presupuestos como el nuevo impuesto a las grandes fortunas, la limitación de las compensaciones de pérdidas en los grupos empresariales o los gravámenes para grandes energéticas y bancos.

La prestación del paro mejorará a partir del primer semestre

Entre las medidas que incluye el proyecto de Presupuestos para 2023 se incluye una mejora en la prestación por desempleo. Desde el próximo año, la cuantía que cobran los parados a partir del séptimo mes se verá incrementada con respecto a la que recibían hasta ahora.

La cuantía de la prestación por desempleo es diferente entre el primer semestre, cuando se calcula en función del 70% de la base reguladora que corresponda al trabajador; y a partir del séptimo mes, momento a partir del cual el Servicio Público de Empleo Estatal (Sepe) toma como referencia el 50% de la base reguladora, lo que implica una merma en la prestación. Hace una década, el anterior Ejecutivo decidió bajar ese porcentaje del 60% al 50%. Ahora, el Gobierno recupera ese 60%, con lo que el importe del paro puede subir, de media, unos 100 euros al mes. Para Yolanda Díaz, «esta medida beneficiará a 300.000 personas, un gran avance que llegará a miles de hogares», según anunció en sus redes sociales.

Sin embargo, la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, no hizo referencia a esta actuación en la presentación de los Presupuestos. Fuentes gubernamentales se remiten al registro del proyecto de ley en el Congreso para aclarar los términos de esta mejoría en la prestación por desempleo y el impacto que tendrá en las cuentas públicas.

A lo que sí hizo referencia Montero fue a una rebaja en el gasto por desempleo estimado para 2023. «Será la única partida que se reduzca», indicó. Pasará de casi 22.500 millones de este año a 21.278 millones el próximo ejercicio. Es decir, una reducción del 5,3% por la esperada buena evolución del mercado laboral, cuya tasa de paro caerá seis décimas hasta el 12,2% de la población activa.

El tuit de Echenique que revienta una agitada negociación

La bomba de relojería parecía desactivada, pero estalló con efectos retardados. Todo apuntaba a que Unidas Podemos había aceptado como «un mal menor» el aumento del 25,8% del gasto militar pero a última hora de la tarde, el portavoz parlamentario de Unidas Podemos, Pablo Echenique, acusó al PSOE en Twitter de «ocultar la subida unilateral» de esta partida y advirtió a sus socios de que si no han roto el Gobierno «es porque sería muy irresponsable con Feijóo y Abascal afilando los cuchillos».

El exabrupto tiene su origen en el compromiso alcanzado por Pedro Sánchez ante la Otan de aumentar el gasto militar hasta el 2% del PIB, y que desencadenó en junio uno de los desencuentros más amargos de la legislatura entre socialistas y morados. Las tensiones parecían haber quedado resueltas al desligar gran parte de estos fondos de los Presupuestos, pero la sorpresa provocó un sismo en Podemos al percatarse del desembolso total que el Gobierno destinará al Ejército en los Presupuestos.

El tuit de Echenique puso voz a la tensión de una negociación maratoniana, que acabó de madrugada. El lunes por la noche todas las partes daban por hecho que quedaban «solo unos flecos» pero la vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz, intervino en la radio para advertir que las posiciones estaban «totalmente alejadas». Díaz negó que su intervención formara parte de la «liturgia» que impregna cada debate en el Gobierno pero el hecho es que el pacto se cerró a las 6 de la mañana.

El Gobierno aprueba unos Presupuestos con gasto récord para paliar la inflación
Comentarios