domingo 23.02.2020

El Gobierno garantiza ayudas urgentes por ‘Gloria’, que ha dejado 13 muertos

Los meteorólogos dan por acabado el virulento temporal de viento, lluvia, nieve y oleaje
Sánchez en el helicóptero con el que ha sobrevolado ayer la zona devastada del delta del Ebro.
Sánchez en el helicóptero con el que ha sobrevolado ayer la zona devastada del delta del Ebro.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, anunció ayer que activará «inmediatamente» los mecanismos para conceder ayudas de urgencia a los damnificados por la borrasca Gloria en Baleares, Cataluña, la Comunidad Valenciana, Murcia y Andalucía.

Tras visitar la zona más afectada por la borrasca en Cala Rajada, en el municipio mallorquín de Capdepera, Sánchez destacó su «conmoción» por los daños ocasionados por el temporal marítimo, en particular en el Delta del Ebro, que ha sobrevolado en helicóptero antes de desplazarse a Baleares.

«No vamos a esperar al Consejo de Ministros del próximo martes, sino que mañana mismo vamos a tener una reunión de urgencia para activar todos los mecanismos» para impulsar las ayudas a particulares, empresas y administraciones afectadas, ha explicado el presidente en declaraciones a los periodistas.

Sánchez ha sobrevolado brevemente el entorno del puerto de Cala Rajada y ha saludado a agentes de las fuerzas de seguridad y emergencia acompañado de la presidenta del Govern balear, Francina Armengol, a quien ha trasladado «el compromiso del Gobierno de España para poder resolver cuanto antes la situación».

El presidente del Gobierno comunicó además al presidente de la Generalitat valenciana, Ximo Puig, que el sábado visitará algunas zonas de la comunidad afectadas por la borrasca Gloria.

Un pescador de 50 años ha fallecido ayer en L’Ametlla de Mar (Tarragona) al ser arrastrado por una ola, con lo que ya son trece los fallecidos en España.

Desde que se activó el domingo, la borrasca ha dejado hasta el momento cuatro muertos en Cataluña, cinco en la Comunidad Valenciana, dos en Andalucía, uno en Castilla y León y uno en el puerto de San Isidro, en la vertiente asturiana, atropellado por otro vehículo cuando estaba colocando las cadenas de su coche para ir a equiar a la estación de Fuentes de Invierno.

Aún permanece desaparecida una persona, el tripulante de un mercante en Palamós (Girona), del que no se sabe nada desde el martes, y hay otras tres personas a las que están buscando en Baleares.

Los meteorólogos han dado por finalizado a primera hora de esta tarde el temporal de viento, lluvia, nieve y oleaje, uno de los más violentos en décadas, tras dejar casi 500 litros de agua por metro cuadrado en muchos municipios de Girona, donde aún hay peligro por desbordamientos de ríos.

Los equipos de emergencia han vuelto a hacer un llamamiento a la prudencia, después de que los Mossos, a través de su helicóptero, hayan detectado a personas y vehículos circulando por zonas inundables.

«No bajéis la guardia y no os acerquéis a estas áreas, es muy peligroso», han advertido los Mossos d’Esquadra a través de Twitter.

El Gobierno garantiza ayudas urgentes por ‘Gloria’, que ha dejado 13 muertos