martes 31.03.2020

El Gobierno lleva el ‘pin parental’ de Murcia ante los tribunales

La guerra entre el Gobierno y la Región de Murcia por la implantación del llamado pin parental, o permiso de los padres para que sus hijos asistan a actividades escolares complementarias, llegó ayer a los tribunales. La ministra de Educación, Isabel Celaá, había dado de plazo hasta este martes al Ejecutivo del popular Fernando López-Miras —que gobierna en coalición con Cs gracias al apoyo parlamentario de Vox— para que su administración retirara la medida. Tras conocer su intención de mantenerla, la Abogacía del Estado interpuso un recurso contencioso-administrativo ante el Tribunal Superior de Justicia de Murcia contra la Consejería de Educación de dicha comunidad en la que se solicita la retirada cautelar de la medida «con carácter de urgencia».

El Gobierno murciano ya había mostrado una y otra vez su intención de no dar marcha atrás y dejó sin respuesta el requerimiento enviado el pasado 17 de enero por el Ministerio de Educación. El consejero de Presidencia y Hacienda de Murcia, Javier Celdrán, reiteró el pasado lunes que no lo retirarán a menos que así lo exija una instancia judicial, y matizó que tienen la «tranquilidad» de contar con avales jurídicos y de inspección. Además, calificaba este movimiento de «vendetta política».

La suspensión cautelar se resolverá en 15 días, según informó ayer el tribunal. Esto podría afectar a otras comunidades en las que Vox ya ha exigido su implantación, como Andalucía y Madrid, cuyos Gobiernos, formados por PP y Cs, la han rechazado.

El pin permite e las familias vetar «las actividades complementarias de las programaciones docentes que forman parte de la propuesta curricular» y son impartidas por personal ajeno al centro educativo.

El Gobierno lleva el ‘pin parental’ de Murcia ante los tribunales