domingo 11/4/21

El Ejecutivo logra el respaldo de patronal y sindicatos para prorrogar los Erte hasta el 31 de mayo

La cláusula que obliga a mantener el empleo seis meses se mantiene intacta a pesar de las reticencias de la CEOE
auto
Los autónomos también se verán beneficiados por la prórroga de las ayudas hasta el 31 de mayo. RAMIRO

El acuerdo entre el Gobierno, la patronal y los sindicatos para prorrogar los Erte hasta el 31 de mayo, más allá del estado de alarma, es ya un hecho. La patronal finalmente ha dado su brazo a torcer y dará su apoyo a las nuevas condiciones, que en realidad son prácticamente iguales a las que están vigentes en la actualidad. La junta directiva de la CEOE se reunió a primera hora de este martes y votó que sí a la que será la cuarta prórroga de la pandemia y por la tarde hizo lo mismo Cepyme.

También UGT y CC OO dieron este martes el apoyo definitivo al texto, después de que el Ejecutivo asegurara que no hay cambios en el contenido con respecto al sistema actual y que lo único que se ha hecho es darle forma de Real Decreto. La ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, aclaró que "se mantienen los Erte anteriores y los niveles de protección social que tienen los trabajadores". Entre otros aspectos, continúa vigente la base reguladora del 70% para calcular la prestación, se amplían a nuevos grupos de actividad "ultraprotegidos" teniendo en cuenta los efectos de la tercera ola del virus, y las empresas no podrán despedir a trabajadores acogidos a este sistema de protección durante los seis meses posteriores al final del Erte.

En este sentido, la patronal había sido reticente hasta ahora a dar su visto bueno ante la negativa del Gobierno a flexibilizar esa cláusula de salvaguarda del empleo cuyo incumplimiento les obliga devolver las cuotas exoneradas de toda la plantilla. Los empresarios intentaron que, en caso de tener que despedir, se devolvieran solo las cotizaciones de los trabajadores cesados y no de todos, pero no encontró apoyo ni en el Ejecutivo, que argumenta que se ha gastado mucho dinero público, ni en los sindicatos. Así, la redacción de esta cláusula se mantiene tal cual estaba, sin ningún cambio, pero ha pesado más la "necesidad de mantener los Erte", más ahora con las nuevas restricciones provocadas por la tercera ola, lo que hace prever que muchas más compañías se vean abocadas a acogerse a un nuevo expediente, según fuentes cercanas a la negociación. La ministra Díaz recordó que, pese a la oposición de la patronal, en todas las prórrogas de los Erte se ha mantenido esta obligación.

La patronal, sin embargo, confía en que la interpretación de esta cláusula se haga "de forma proporcional", de modo que si una empresa tiene varios centros de trabajo y se ve obligada a despedir a gente de uno de ellos, la devolución de las cuotas sea de los empleados de dicho centro y no de todos. "Se seguirá trabajando en eso, en tratar de que se hagan interpretaciones más prácticas", apuntaron fuentes de la CEOE.

En realidad, si en las anteriores prórrogas se rebajó en parte las ventajas para las empresas, al reducirles en algunos casos las exoneraciones, en esta solo ha habido avances. Así, se mantiene el mismo grado de protección en los tres tipos de Erte y las condiciones para acogerse a un expediente se mantienen invariables, tanto para las empresas, que no podrán tampoco repartir dividendos ni realizar horas extras, como para los trabajadores, que seguirán accediendo a un Erte sin necesidad de un tiempo mínimo de cotización, cobrarán el 70% de su salario y no contará este periodo de cara a futuras prestaciones.

Pero hay dos nuevas ventajas que incluyó el Gobierno en su última propuesta para atraer a la patronal. La primera es que se amplían los sectores ultraprotegidos y entran ahora actividades como el transporte por carretera (autobuses) o el camping, lo que significa que contarán desde febrero con mayores exoneraciones. El otro cambio que trae esta cuarta prórroga es que se amplían todos los Erte actuales de forma automática y no se necesitan nuevas autorizaciones administrativas. Se descarga así a las empresas de los costes de gestión y burocráticos. Asimismo, se establece un mecanismo automático de cambio entre los Erte de impedimento y de limitación, de manera que se puede pasar de uno a otro sin necesidad de autorización administrativa.

Más ayudas para los autónomos

Por otro lado, el Gobierno también ha llegado a un principio de acuerdo con las principales asociaciones de autónomos para prorrogar también hasta el 31 de mayo las ayudas a este colectivo, duramente castigado por esta pandemia. "Es un acuerdo importante que va a duplicar los beneficiarios de las prestaciones por cese de actividad hasta los 700.000 autónomos", se congratuló el presidente de ATA, Lorenzo Amor. El ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá, apuntó que falta por incorporar algunos términos técnicos en el texto aportados por los autónomos, pero que el grueso del acuerdo estaba ya listo.

También en este caso se mejora el nivel de ayudas, sobre todo en lo que se refiere al acceso, así como el Ejecutivo ha accedido a otra de las reivindicaciones del colectivo: retrasar, de momento hasta el 31 de mayo, la subida de cuotas prevista para 2021, que suponía entre 3 y 12 euros más al mes.

Según lo acordado, para acceder al cese de actividad desde febrero ya no será necesario haber sido beneficiario de la prestación entre marzo y junio. De igual modo, se eliminan trabas para los autónomos de temporada, un colectivo al que apenas habían llegado las ayudas. Además, se reduce del 75% al 50% el nivel de caída de actividad para tener exoneración del 100% de las cuotas, dando así respuesta a los autónomos que sufren limitaciones de aforo y horario.

El Ejecutivo logra el respaldo de patronal y sindicatos para prorrogar los Erte hasta...
Comentarios