martes 22.10.2019

La gota fría remite pese a las riadas en Madrid y nuevas evacuaciones en Alicante

La gota fría remite pese a las riadas en Madrid y nuevas evacuaciones en Alicante

m. a. alfonso / i. tylko | madrid


La gota fría que ha devastado el sureste peninsular comenzó a remitir ayer a pesar de mantener bajo aviso amarillo a 14 provincias del centro peninsular y de que sus efectos siguieron causando estragos en el área del Mediterráneo, donde afectados y administraciones comenzaron a evaluar los destrozos en la zona. También la Comunidad de Madrid sufrió las consecuencias del temporal, con graves inundaciones y cortes de Metro en la localidad de Arganda del Rey e interrupciones de tráfico por desprendimientos en la A-3, la carretera nacional que une la capital con Valencia, a la altura de Villarejo de Salvanés.


Aunque las fuerza de las lluvias se debilitó, la descarga de agua de la Dana (Depresión Aislada en Niveles Altos) en las últimas jornadas, en las que se han contabilizado seis muertes, obligó a realizar nuevas evacuaciones y a mantener cerradas varias vías. Los efectivos de la Guardia Civil de Alicante auxiliaron a unas 2.000 personas. Esta cifra incluye el desalojo en la madrugada del domingo de dos campings, en Crevillent y Guardamar del Segura, ambos pertenecientes a la misma empresa. Entre las personas asistidas se encuentra un bebé con fiebre en Dolores. A última hora de la tarde se buscaba, además, a un hombre de 66 años que había caído a una acequia en esta zona de la Comunidad Valenciana.


Asimismo, una fuerte tormenta, a mediodía de ayer, provocó la inundación de locales y viviendas del municipio de Arganda del Rey, al sureste de la Comunidad de Madrid, y «bolsas de agua». Según fuentes municipales, las calles más afectadas fueron las que se encuentran en el centro de la localidad.


Para las regiones más perjudicadas por el fenómeno atmosférico, como Murcia, la Comunidad Valenciana o Andalucía oriental, donde se vivió una noche larga del sábado al domingo, toca hacer balance de los daños causados, achicar agua y calcular las pérdidas económicas.


La ministra de Defensa en funciones, Margarita Robles, que calificó de «dantescos» los estragos de la Dana y la crecida del río Segura en el sur de la provincia de Alicante, trasladó a los militares de la UME, en una visita a la zona, que «hay mucho por hacer todavía».

La gota fría remite pese a las riadas en Madrid y nuevas evacuaciones en Alicante