martes. 09.08.2022

Las empresas energéticas y entidades bancarias no podrán repercutir los nuevos impuestos anunciados por el presidente del Gobierno al precio final de los servicios que ofrecen a sus clientes. O, al menos, eso es lo que pretende el Ejecutivo.

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, anunció ayer que lo tendrán «prohibido» de forma «implícita» en la norma que se está elaborando desde su gabinete para aplicar los dos nuevos tributos con los que se estima recaudar un total de 3.500 millones de euros en dos años.

«Se va a prohibir que las empresas repercutan ese gravamen en el precio final que soportan los ciudadanos», explicó ayer la ministra. Montero confirmó que, para ello, «se va a dotar a la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) de las funciones para que vigile y aplique las sanciones en caso de incumplimiento». De esta forma, la norma que se está preparando tendrá esta prohibición «implícita», aseguras desde el ministerio.

A juicio de Montero, estas compañías están obteniendo unos beneficios desde el comienzo de la crisis «que no están justificados» y que deberían repercutir en un «mayor bienestar de los ciudadanos», pero hacen lo contrario. Y puso como ejemplo que, mientras que el Banco Central Europeo (BCE) aún no ha alterado prácticamente su política monetaria con subidas de tipos de interés, las entidades financieras están ya subiendo el precio de alguno de sus productos a los clientes.

Hacienda «prohibirá» que bancos y eléctricas repercutan los nuevos impuestos en los...
Comentarios