lunes. 05.12.2022

Las hipotecas vulnerables podrán alargar cinco años la devolución

Las entidades quieren tener listo ya el protocolo que permitirá afrontar el alza de los tipos
undefined
Anuncio de una entidad bancaria en León. JESÚS F. SALVADORES

Las conversaciones y el intercambio de documentos entre los bancos y el Ministerio de Economía para definir las medidas a las que se podrán acoger las familias con menor renta a las que se les incremente súbitamente su hipoteca no terminan de cuajar.

En términos generales, el acuerdo está «muy definido», según apuntan fuentes de la negociación, pero a falta de la rúbrica que oficialice el nuevo protocolo de actuación que pasará por ampliar los hogares que se acojan al actual Código de Buenas Prácticas bancarias para familias en dificultades. 

En la práctica, la gran novedad pasará por ampliar el número de hogares que, dependiendo de su renta y del dinero que destinen cada mes a las cuotas que pagan, se puedan beneficiar de una extensión en los plazos de sus hipotecas hasta cinco años.

Sin embargo, el calendario avanza en contra de las entidades financieras, cuyos ejecutivos quieren tener listo el acuerdo antes de la ronda de presentación de sus resultados trimestrales. 

Será la próxima semana cuando los bancos cotizados (Santander, BBVA, CaixaBank, Sabadell y Unicaja, ya que Bankinter lo hizo este jueves) hagan públicas sus cuentas de enero a septiembre. El sector aspira a que, cuando llegue ese momento, tengan cerrado el pacto con la vicepresidenta económica, Nadia Calviño, quien lidera esta negociación. Este jueves, la propia Calviño agradecía «todas las propuestas» presentadas por la banca. 

El plan propuesto, que puede ser modificado con retoques de última hora, consiste básicamente en la extensión de los plazos hasta un máximo de cinco años, siempre que el periodo resultante no supere los 40 años desde la concesión del préstamo y que la cuota a pagar no sea inferior a la de la última abonada antes de la revisión.

«Tanto si el aplazamiento se formaliza mediante una modificación del préstamo hipotecario como si es mediante otra fórmula financieramente equivalente, su tipo de interés será el mismo que en la operación afectada por el aplazamiento», matiza el texto del documento con el que se trabaja. Es decir, el principal del préstamo se amortiza en nuevas cuotas, pero continuará devengando el interés pactado inicialmente. 

Para acceder a esta medida de protección, que aplicarán durante un año para las hipotecas firmadas desde el 1 de enero de 2012, los beneficiarios tendrán que cumplir con algunos requisitos básicos.

Para empezar, que su cuota hipotecaria se haya encarecido más de un 30% como consecuencia de la subida del euríbor. Algo que, a juzgar por el comportamiento del indicador, podría ocurrir con facilidad en los préstamos que se revisen a partir de ahora. El euríbor volvió a dispararse ayer otras 49 milésimas, hasta el 2,733%, dejando la media provisional de octubre por encima del 2,6%. Hace un año, la media fue del -0,477%. 

Las familias que soliciten la ayuda tendrán que demostrar también que la carga financiera del préstamo supone al menos el 40% de sus ingresos netos. Y sólo podrán acceder al plan si no ingresan más de 24.318 euros al año (tres veces el Iprem en 14 pagas).

La condición
La cuota hipotecaria tiene que haberse encarecido más de un 30% por la subida del euríbor

En el momento de la solicitud, tendrán que acreditar su situación financiera y patrimonial a través de la entrega de documentos como las tres últimas nóminas, un certificado de rentas o la declaración de IRPF e IVA en el caso de los autónomos, además del libro de familia y datos de empadronamiento y de titularidad expedidos por el registro de la propiedad.

Todo apunta a que el acuerdo definitivo es inminente. Pero las asociaciones de consumidores y usuarios consideran que, tal y como está redactado el borrador, el plan es insuficiente.

En un encuentro esta semana en el que también participaron miembros de la Autoridad Bancaria Europea (EBA, por sus siglas en inglés), transmitieron al sector la necesidad de ser más ambiciosos e incluir otras alternativas como la congelación directa de las hipotecas, en línea con la propuesta que hace unos días lanzó CaixaBank dentro de las negociaciones con el Ministerio de Economía.

Las hipotecas vulnerables podrán alargar cinco años la devolución
Comentarios