miércoles. 01.02.2023
Mantiene la reforma estatutaria aprobada por su gobierno porque es una iniciativa «legítima»

Ibarretxe lanzará un referéndum sobre su plan aunque vaya a la cárcel

Fraga defiende el encaje de las autonomías en «la común e indivisible patria española»
Ibarretxe, en su mensaje de fin de año, aseguró que los esfuerzos del Ejecutivo central para frenar su propuesta están condenados al fracaso y señaló que la vía para solucionar los problemas políticos pasa por «dialogar y acordar» para que el País Vasco pueda «decidir su futuro»; y «esto es lo que vamos a hacer». Defendió la reforma estatutaria aprobada por su Gobierno porque es una iniciativa «legítima» como «todas» las que se plantean desde posiciones democráticas. «Nadie -señaló el lendakari- tiene la verdad absoluta» y la intención del gobierno vasco es «negociar» con la Administración central. Ahora bien, matizó, si el acuerdo es imposible, y, en cambio, «el Parlamento vasco aprueba el proyecto, en ausencia de violencia y sin exclusiones, todos y cada uno de nosotros vamos a dar nuestra opinión en una consulta democrática». Ibarretxe advirtió que contraía este compromiso «con toda serenidad y convencimiento», pese a los riesgos de privación de libertad que comporta, porque el «único camino para convivir» es el de «dialogar y acordar». El diálogo, prosiguió, «no divide, no fractura; lo que rompe, lo que divide, lo que fractura es no dialogar, no debatir». Reclamó que en esta confrontación de ideas participen «todos los que aquí vivimos o trabajamos» porque «todos somos vascos con independencia de que hayamos nacido en La Coruña, en Dakar o en Gasteiz, o de que votemos al PP, a Batasuna, al PSOE, a EA, a IU o al PNV». Unidad nacional Mientras el jefe del Gobierno vasco defendía su propuesta, el presidente de la Xunta de Galicia, también en su mensaje de fin de año, hizo un alegato a favor de «la España de las Autonomías» porque es «un logro histórico de nuestra convivencia colectiva» que «nadie debe poner en riesgo gratuitamente». Manuel Fraga se mostró convencido de que todas las comunidades tienen «un perfecto acomodo en la común e indivisible patria española». En Galicia, añadió, «no necesitamos rechazar a nadie para sentirnos más gallegos» porque la autonomía «fuerte, desarrollada y abierta que anhelamos es compatible con una España unida» que tiene en la Constitución y los Estatutos unos principios que «garantizan la unidad y la convivencia entre los pueblos de España». En una línea similar se pronunció la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, quien también aprovechó el mensaje de fin de año para alabar la convivencia autonóica. «Cuando un madrileño -dijo-pregunta a un forastero por su origen y condición, lo hace por cortesía o curiosidad, nunca para establecer barreras o formular prejuicios».

Ibarretxe lanzará un referéndum sobre su plan aunque vaya a la cárcel
Comentarios