viernes 7/5/21

Iglesias no pisa calle y se queda en Galapagar

En las últimas horas, la «primavera morada» de Unidas Podemos «tiñe» desde la Plaza Fernández Ladreda en Carabanchel hasta la Glorieta de Bilbao en Chamberí. Pero a diferencia de los otros candidatos que utilizan estos puntos para improvisar mítines con la excusa de atender a los medios, Pablo Iglesias no aparece. Ha cambiado las calles de Madrid por la autovía de Twitter, el contacto con la gente por las píldoras de vídeo.

Desde que comenzó la campaña, los madrileños sólo le han podido ver, cara a cara, en un acto celebrado el domingo en una plaza del céntrico Lavapiés. Habló 20 minutos y no permitió preguntas. Las otras dos actividades de esta semana han tenido carácter privado pero han sido grabadas y publicadas en YouTube. El candidato en una fábrica de Daganzo y en la sede del partido, donde habló poco más de diez minutos.

Alejado de la calle sin motivo aparente, Iglesias simplifica su discurso con vídeos de escasa duración, píldoras fabricadas para las redes sociales. Aunque cortas, tienen una calidad profesional que contrasta con el aparente ‘homemade’ con el que proclamó su renuncia a la vicepresidencia para lanzarse al ruedo madrileño. La estrategia de guarecerse los primeros días de campaña tiene el apoyo de tres personalidades del cine, más conocidos como actores: Carlos Bardem, Juan Diego Botto y Alberto San Juan. Secundados por otros guionistas y directores menos conocidos, Iglesias les ha definido como «profesionales de la cultura» que se «han juntado» para apoyarle. «Habrá más sorpresas», promete al presentar ‘Tú decides’ de Daniel Guzmán.

Iglesias no pisa calle y se queda en Galapagar