sábado 23/1/21

Iglesias retira la enmienda contra los desahucios para limar tensiones

El Gobierno aprobará en breve un decreto para ampliar la prohibición de lanzamientos

No todo son tensiones entre los socios del Gobierno. Unidas Podemos anunció que había llegado a un acuerdo con Esquerra Republicana y EH Bildu para retirar la enmienda conjunta a los Presupuestos para prorrogar la moratoria de los desahucios mientras dure la crisis sanitaria.

Pedro Sánchez y Pablo Iglesias habían llegado a un acuerdo para dejar sin efecto esta enmienda presentada de forma unilateral por los morados y sin respetar el pacto entre ambos socios de no impulsar cambios presupuestarios por su cuenta. A cambio, el Gobierno aprobará en breve — «en dos semanas», según el vicepresidente segundo— un decreto ley con una ampliación hasta el final del estado de alarma en mayo de la prohibición de los desalojos para los sectores más desfavorecidos. El plazo actual vence el 31 de enero.

El encontronazo provocó la crisis más seria dentro de la coalición gubernamental en sus once meses de andadura y forzó que Sánchez e Iglesias tuvieran que intervenir para zanjarla. Con la retirada de la enmienda, los morados evitan una nueva imagen de desunión porque de no haberlo hecho los diputados de la coalición hubieran votado enfrentados en el Congreso.

La última palabra, sin embargo, no está dicha. Esquerra y Bildu mantienen sus respectivas enmiendas en el mismo sentido. No las han retirado «para seguir presionando desde el Congreso» al Gobierno. Ambas formaciones consideran, según reflejan en un comunicado, que «los pasos dados hasta ahora son del todo insuficientes y no van a la velocidad que requiere la situación» para proteger a las personas en riesgo de ser desahuciadas. Podemos no ha dicho qué va a hacer mañana cuando se voten esas enmiendas de sus aliados.

El optimismo de Iglesias con los plazos para que se apruebe el decreto con la moratoria, además, no está muy justificado porque las negociaciones que mantienen la secretaria de Estado Ione Belarra con el secretario de Agenda Urbana y Vivienda, David Lucas, han encontrado muchas dificultades. Cuestiones de seguridad jurídica, como quién determina la vulnerabilidad de las personas en riesgo de ser desalojadas o la situación en la que quedan los propietarios afectados, impiden todavía el acuerdo.

Sin prisas

Podemos ha advertido al Gobierno del que forma parte de que no va a ceder con los desahucios, una de sus principales banderas electorales, y que el decreto tiene que ver la luz en pocas semanas. Pero desde el Ministerio que dirige José Luis Abalos avisan de que las prisas son malas consejeras y se trata de un asunto complejo que no se ventila en dos reuniones.

Iglesias retira la enmienda contra los desahucios para limar tensiones
Comentarios