domingo 11/4/21

Los indultos del ‘procés’ ganan peso un año después de la sentencia del 1-0

El 14 de octubre de 2019 se redactó el epílogo del ‘procés’ y se abrió una nueva etapa, que empezará a clarificarse el próximo 14 de de febrero, con la celebración de las elecciones autonómicas catalanas. Hace un año se hizo pública la llamada sentencia del 1-O, que condenó a los doce dirigentes secesionistas juzgados en el Tribunal Supremo por los hechos de septiembre y octubre de 2017. Nueve de ellos fueron condenados a penas de entre nueve y trece años de prisión. Solo los exconsejeros Santi Vila, Meritxell Borràs y Carles Mundó lograron eludir la cárcel. Todos los demás fueron condenados por un delito de sedición. Los exconsejeros con funciones directas en la organización del referéndum del 1 de octubre fueron además condenados por malversación. Es el caso de Oriol Junqueras, Jordi Turull, Dolors Bassa y Raül Romeva, los cuatro con las penas más altas. La sentencia provocó una oleada de protestas en toda Cataluña, que derivaron en disturbios y algaradas, que llenaron de fuego y humo el centro de Barcelona durante un mes entero.

Entre la prisión preventiva y el cumplimiento de la pena tras la sentencia, buena parte de los reos del ‘procés’ llevan casi tres años entre rejas. A los seis meses de la condena obtuvieron el tercer grado, pero la alegría les duró poco porque los tribunales lo han revocado, salvo para Dolors Bassa y Carme Forcadell. No obstante, al año de la sentencia, a los presos se les ha abierto una puerta. La esbozó en el Congreso el ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, y la aceleró días atrás el vicepresidente segundo, Pablo Iglesias.

Campo anunció el pasado 23 de septiembre que el Gobierno empezaría en breve a tramitar las peticiones de indulto para los presos del ‘procés’. Iglesias fue más allá e insinuó haque los reos podrían estar ya en sus casas para Navidades. El ministro apuntó dos vías: el indulto o la reforma del delito de sedición, que podría rebajar las penas.

Los indultos del ‘procés’ ganan peso un año después de la sentencia del 1-0
Comentarios