viernes. 27.01.2023

La infanta Cristina está «disgustada», según sus abogados, por tener que vender el palacete de Pedralbes, la casa que los duques compraron supuestamente con buena parte del dinero público desviado desde el Instituto Nóos a Aizoon, la empresa fantasma propiedad del matrimonio. Sus letrados confirmaron ayer que la hermana del rey se ha unido a la petición de su marido, Iñaki Urdangarín, al juez del caso Nóos, José Castro, para que les permita vender el inmueble, contra el que pesa un embargo del 50% ordenado por la magistrado a finales de 2013 después de que Urdanagarín no hiciera frente a la fianza de responsabilidad civil de 6,1 millones impuesta de forma solidaria con su ex socio, Diego Torres.

Según fuentes judiciales, Castro está dispuesto a autorizar la venta de la mansión, ya que ello supondría poder recuperar en contante una parte del dinero supuestamente malversado.

La infanta Cristina está «disgustada» por tener que vender Pedralbes
Comentarios