miércoles. 01.02.2023
Las cuatro asociaciones expresan su «hartazgo» aunque optan por dar un margen de confianza

Los jueces harán un acto de protesta en febrero y no descartan la huelga en junio

Denuncian las carencias de medios, pero desde el PSOE y el PP avisan que sería ilegal el paro
Miguel Ángel Gimeno (JpD), Lorenzo del Río (AJFV), José Antonio Ballestero (APM), y Conrado Gallardo

a.t. | madrid

Los representantes de las cuatro principales asociaciones de jueces y magistrados han dado a la Administración seis meses de plazo para que tome medidas que resuelvan los principales problemas que padece la Justicia. En caso contrario, declararán por primera vez una huelga.

Las asociaciones, después de celebrar en Madrid una reunión de cuatro horas, aprobaron una tabla reivindicativa en la que señalan los ocho principales males que colapsan el trabajo de los tribunales, documento que remitirán en los próximos días al Ministerio de Justicia, al Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) y a las comunidades autónomas con competencias para que fijen un calendario de negociación y pongan en marcha medidas para solventar los problemas y desajustes.

Los representantes judiciales acordaron una serie de medidas de presión que pondrán en marcha en las próximas semanas, si así lo aprueban los comités de dirección de sus propias asociaciones y las juntas de jueces. Las protestas concluirán el 26 de junio con una huelga si para entonces no han logrado «una respuesta satisfactoria a sus reivindicaciones».

Las asociaciones han acordado iniciar las medidas de presión el próximo 18 de febrero con actos reivindicativos y de protesta en todas las sedes judiciales españolas, que podrían consistir en paros de cinco minutos en los que se leería un comunicado. Esta actuación, que trataría de sustituir a la jornada de huelga que para esa fecha ya preparaban los jueces de algunas regiones, iría precedida de una rueda de prensa conjunta en Madrid.

Los representantes de los jueces señalaron que con este margen de seis meses a las administraciones para tomar medidas quieren dejar claro su espíritu dialogante a la hora de exigir la mejora de la Justicia.

Pero desde el PSOE avisan: «según la Constitución eso no es posible» y yo espero que los jueces cumplan con las leyes». Interrogado por el posible paro de los magistrados durante una rueda de prensa en Ferraz, José Blanco recordó que la Carta Magna no contempla el derecho de huelga para los jueces y magistrados y mostró su esperanza en que éstos «cumplan con las leyes».

Por su parte, el coordinador de Justicia y Libertades Públicas del PP, Federico Trillo, también recordó que, pese a que «comparte la preocupación por la grave situación de falta de medios personales y materiales en la Administración de Justicia», la huelga de los jueces «no es el medio adecuado para nuestro Estado de Derecho». Además, Trillo advirtió que será «muy difícil mantener el pacto de Justicia» que en julio suscribieron Zapatero y Rajoy si el Gobierno no entiende que la mejora de la Administración de Justicia es «inaplazable y urgente».

Los jueces harán un acto de protesta en febrero y no descartan la huelga en junio
Comentarios