sábado 23/10/21

El juez amplía seis meses las pesquisas del caso Neurona

El instructor sospecha que el contrato de Podemos por 363.000 euros fue simulado
Imagen de Juan Carlos Monedero. FERNANDO ALVARADO

El titular del Juzgado de Instrucción Número 42 de Madrid, Juan José Escalonilla, ha acordado ampliar seis meses la investigación del llamado caso Neurona, donde se indaga en la presunta financiación ilegal de Podemos, al entender que, una vez recibidos los informes pendientes será necesario realizar nuevas diligencias para esclarecer los hechos.

En un auto, al que ha tenido acceso Europa Press, el magistrado ha decidido prolongar las pesquisas más allá del 29 de julio, fecha límite que establecen los nuevos plazos legales, dándose otros seis meses para seguir investigando, a contar desde el día anterior, el 28.

Escalonilla recuerda que aún está a la espera de recibir un informe de Ciberdelincuencia sobre el volcado de los vídeos del teléfono móvil de uno de los miembros del equipo de la campaña de Podemos para las elecciones generales del 28 de abril de 2019, avanzando que, una vez en sus manos, pedirá otro a la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) para analizar el primero.

«Igualmente resta por presentar por la UDEF el informe relativo a la constatación de la realidad de las fechas de los correos electrónicos aportados por Juan Carlos Monedero», unos ‘emails’ que demostrarían que los 26.000 euros que el cofundador de Podemos recibió de la matriz mexicana de Neurona no fueron una comisión por mediar en un contrato electoral entre el partido y la empresa, sino el pago a los trabajos que hizo para la consultora política.

Además, en el marco de la nueva línea de investigación que abrió recientemente, donde trata de determinar qué uso se dio a los fondos donados por la ex senadora ‘morada’ Celia Cánovas al Proyecto Impulsa de Podemos, Escalonilla ha recordado que el partido aún debe aportar la documentación requerida.Todos estos materiales, «aun cuando se presentaran fuera del plazo de instrucción resultarían plenamente válidos», no obstante, el juez ha señalado que todavía «faltaría al menos la práctica de una diligencia de investigación, consistente en la emisión de un informe pericial sobre el precio de realización de dichos vídeos y diseños presuntamente llevados a cabo por trabajadores contratados por Neurona Consulting SA en atención tanto a su cantidad como a su calidad». Escalonilla ha seguido el criterio de todas las acusaciones, dado que las defensas de Podemos y Monedero, ambos imputados en la causa, fueron las únicas que abogaron por poner fin a estas pesquisas, según se desprende la resolución judicial. El eje de este caso es el contrato que Podemos y Neurona Comunidad celebraron para las elecciones generales de 2019 por labores de consultoría política y un importe de 363.000 euros.

El instructor sospecha que fue un contrato simulado, por lo que gran parte de la actividad probatoria está destinada a dilucidar si realmente Neurona hizo algún trabajo para Podemos.

El juez amplía seis meses las pesquisas del caso Neurona