viernes 27/5/22

El juez del caso de las mascarillas ha acordado retirar el pasaporte a los empresarios Luis Medina y Alberto Luceño, y que firmen cada quince días en el juzgado, tras la petición hecha en este sentido por los partidos que conforman las acusaciones populares, y aunque la Fiscalía no había solicitado ninguna de ellas.

Medina y Luceño han declarado este lunes por primera vez, durante una media hora cada uno, ante el magistrado Adolfo Carretero, contestando únicamente al juez y a sus letrados.

Lo han hecho como investigados por los delitos de estafa agravada, falsedad documental y blanqueo de capitales (además de alzamiento de bienes en el caso de Medina), ante las sospechas de que pudieron embolsarse 6,6 millones de dólares en tres contratos por los que el Ayuntamiento pagó 11,9. Fue en marzo de 2020, al inicio de la pandemia.

Tras la declaración de ambos antes el magistrado, este ha decidido adoptar las medias cautelares que habían solicitado Más Madrid y Podemos, han informado fuentes jurídicas. El PSOE solo pidió la retirada del pasaporte.

Ni la Fiscalía ni el Ayuntamiento de Madrid han solicitado que se tome medida cautelar alguna.

El juez ha dictado un auto que no ha podido notificar a todas las partes, ya que los letrados del Ayuntamiento de Madrid y el fiscal no estaban presentes en el juzgado cuando ha acabado de redactarlo, han detallado fuentes jurídicas.

El empresario Luis Medina ha confirmado que él llamó a un primo del alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, para contactar con el Ayuntamiento de cara a posibles contratos para el abastecimiento de material sanitario en las primeras semanas de pandemia. Medina ha declarado durante poco más de media hora, y Luceño durante unos 25 minutos, contestando únicamente al juez y a sus letrados, han explicado fuentes jurídicas. Ambos han defendido que cobraron la comisión que estableció el responsable de la empresa malaya.

El juez obliga a Medina y Luceño a entregar pasaportes y a firmar cada 15 días