domingo. 27.11.2022
                      José Félix Tezanos, máximo responsable del CIS. KIKO HUESCA
José Félix Tezanos, máximo responsable del CIS. KIKO HUESCA

El presidente del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), José Félix Tezanos, deberá declarar el 29 de octubre ante el Juzgado de Instrucción número 29 de Madrid después de que la jueza le haya citado a raíz de una querella por malversación impulsada por Vox.

De nada sirvió que la Fiscalía se opusiera y recurriera su admisión a trámite al entender que el partido que preside Santiago Abascal basa sus acusaciones en «meras sospechas» o «conjeturas». El Ministerio Público pidió el archivo de la causa.

Vox argumenta en su querella que el funcionamiento del CIS desde que Tezanos, exmiembro de la dirección del PSOE, fue nombrado presidente en 2018 es «irregular» y se «manipulan» los sondeos para beneficiar a los socialistas. Una actitud que, a su entender, constituye un ilícito de malversación de caudales públicos. Pero la Fiscalía insiste en que las acusaciones formuladas por Vox se sustentan solo en recortes de prensa y reportajes de televisión, «así como comentarios y opiniones en redes». Subraya, además, que «si bien es cierto» que la elaboración de encuestas forma parte de las funciones asignadas al CIS, dicha tarea se puede cuestionar por su eficacia sin que ese cuestionamiento exija responsabilidades penales.

Los de Abascal sostienen, por su parte, que existen «elevados costes que paga el CIS por las encuestas subcontratadas» y que está acreditada la «falta de rigor» en la actuación del centro que preside Tezanos, que «no es casual ni aleatoria» y que «se aparta de la técnica y el rigor profesional que debería aplicar en una institución pública al servicio de todos los españoles».

En esa línea, el secretario general de Vox y portavoz de la formación en el Ayuntamiento de Madrid, Javier Ortega Smith, no aclaró ayer si su partido pedirá pena de prisión o no.

Una vez que se conoció la citación del juez, el PP pidió la dimisión inmediata de Tezanos que, en opinión de su vicesecretaria de Sectorial, Elvira Rodríguez, «se veía venir» porque «no ha dado ni una» y ha «erosionado el prestigio» de este organismo público.

La dirigente de los populares subrayó que un cargo público «tiene que rendir cuentas de lo que hace y lo que estábamos viendo de las encuestas del CIS es que no era normal». «Lo dejo ahí y ya veremos cómo se desarrolla el proceso», apostilló.

El PSOE, por el contrario, cerró ayer filas en torno al presidente del CIS. La presidenta del partido, Cristina Narbona, acusado a Vox de «recurrir a la justicia una y otra vez como arma principal de su acción política», y sugirió que si han llevado a Tezanos a los tribunales es por no darles mejores expectativas en las encuestas, «a pesar de que luego se cumplen».

En todo caso, Narbona garantizó que, como ocurriría con cualquier otro militante, a Tezanos se le aplicará el procedimiento que establece el Código Ético del PSOE en estos casos, si bien señaló que acaban de conocer su imputación y que, por lo tanto, no hay ninguna decisión al respecto por ahora.

Según el Código Ético del PSOE, si una persona con cargo o responsabilidad pública u orgánica vinculada al partido es imputada «debe dar cuenta de las concretas acusaciones o delitos que se le imputan ante la Comisión Ejecutiva Federal», que tomará las medidas o recomendaciones que considere oportunas, y que pueden acarrear la expulsión.

La jueza llama a Tezanos, acusado de manipular los sondeos del CIS
Comentarios