lunes 24/1/22

El líder de ERC, Oriol Junqueras, viajó ayer a Estrasburgo para reivindicarse como adalid de la promoción exterior de una estrategia del independentismo que no ha conseguido calar en Europa.

El que fuera ex vicepresidente de la Generalitat llegaba a la Eurocámara acompañado del exconseller Raül Romeva para mantener reuniones con eurodiputados de distintos grupos ligados a la Alianza Libre Europea, del que forma parte Esquerra, para incidir en el mensaje de que «la represión» del Gobierno español continúa y «que sigue habiendo personas en el exilio».

El dirigente republicano dijo «no dar nada por perdido» en lo referente a su escaño como europarlamentario -en diciembre la justicia europea rechazó su recurso contra la decisión de la Eurocámara de declararlo ‘vacante’-. Se apoyó en esa circunstancia para reforzar el mensaje de «la represión» porque «se nos impide ejercer los cargos para los que fuimos elegidos, como en mi caso, diputados para esta Cámara». E hizo extensiva la inercia al ámbito económico. «La represión del Tribunal de Cuentas que lo que hace es perseguir nuestras casas», subrayó.

Junqueras se mostró seguro de que el fondo de diez millones de euros habilitado por la Generalitat para ayudar a los ex altos cargos a los que el ente fiscalizador exige fianzas por utilizar dinero público en la promoción internacional del referéndum ilegal del 1-O se ha adoptado «bajo todas las garantías legales».

El líder independentista, indultado por el Gobierno, también prepara desde la ciudad francesa el terreno para la entrevista con Carles Puigdemont que tiene programada para hoy en Waterloo. Será su primer cara a cara desde octubre de 2017. El expresidente huyó, el exvicepresidente se quedó en España y acabó en prisión.

Junqueras denuncia desde Estrasburgo «la represión» al independentismo
Comentarios