miércoles 19/1/22
                      Bernardo Montoya, ayer, a su llegada al juicio. JULIÁN PÉREZ
Bernardo Montoya, ayer, a su llegada al juicio. JULIÁN PÉREZ

El jurado popular del juicio contra Bernardo Montoya, el hombre acusado de agredir sexualmente y asesinar en el mes de diciembre de 2018 a Laura Luelmo, la profesora zamorana de 26 años, en la localidad de El Campillo (Huelva), decidió ayer que las sesiones sean a puerta cerrada y no se permita el acceso a los medios de comunicación.

En su declaración en sala, el acusado, Bernardo Montoya, ratificó su última versión, en la que inculpaba a su expareja como la presunta autora del crimen.

Montoya, con graves antecedentes penales como el asesinato de una anciana, ha estado desde su detención en prisión provisional como presunto responsable. Confesó el crimen en el interrogatorio policial en un primer momento, pero posteriormente cambió su declaración y desde el 4 de abril de 2019 mantiene la versión de que fue su exnovia la asesina.

El jurado del caso de Laura Luelmo veta a la prensa