jueves. 01.12.2022

El Juzgado de Violencia sobre la Mujer número 2 de Santa Cruz de Tenerife autorizó ayer el cese de la búsqueda de la pequeña Anna y de su padre Tomás Gimeno por parte del buque Ángeles Alvariño, al entender que las labores han dado todos los frutos que la tecnología ha permitido pero la orografía del fondo marino donde debería continuar es inabordable e inaccesible.

Dadas las corrientes en el fondo, según se recoge en el informe, no se puede asegurar que un cuerpo lastrado con un cinturón de buceo no se desplazaría rodando pudiendo llegar a un lugar no determinado y por tanto fuera de la capacidad de búsqueda de la que dispone el buque.

La zona de la búsqueda es muy escarpada, con gran cantidad de barrancos y grietas» y es «crítica para poder operar el vehículo submarino por el altísimo riesgo de pérdida del mismo», dice el informe que a petición el juzgado elaboraron desde el buque.

La Justicia ordena que se deje de buscar a Gimeno y su hija Anna
Comentarios