domingo 28/2/21

Juzgado por instalarse en casa de los vecinos de vacaciones

La Fiscalía pide dos años de cárcel para un portero por instalarse sin permiso en la vivienda de unos vecinos del edificio en el que trabajaba, que se habían ido de vacaciones de verano y que lo sorprendieron ‘in fraganti’ al regresar a casa antes de lo previsto.

La causa contra el trabajador, que juzgará un jurado popular, ha comenzado este lunes en la Audiencia de Barcelona, donde está imputado por un delito de allanamiento de morada con la agravante de abuso de confianza, por el que el ministerio público solicita también una orden de alejamiento de cinco años de la familia afectada. Los hechos sucedieron en agosto de 2018, cuando el procesado, que ejercía las veces de conserje, aprovechó que unos vecinos del bloque se marcharon de vacaciones para hacer uso de la vivienda sin permiso.

Juzgado por instalarse en casa de los vecinos de vacaciones
Comentarios