sábado 5/12/20

JxCat aguarda un gesto de Puigdemont para elegir el contrincante de Aragonès

Laura Borràs, Damià Calvet y Jordi Puigneró aspiran a liderar la lista de la formación
Pera Aragonès es el presidente en funciones de Cataluña. TONI ALBIR
Pera Aragonès es el presidente en funciones de Cataluña. TONI ALBIR

El presidente del Parlamento catalán, Roger Torrent, ya ha anunciado la fecha de las elecciones autonómicas, el 14 de febrero de 2021, y sin embargo JxCat lo tiene aún todo por hacer. Ni tiene candidato ni ha acabado de resolver sus cuitas internas sobre si rompe o no definitivamente con su pasado convergente y se independiza del PDeCAT, el partido de Artur Mas. En este sentido, en ERC llevan ventaja. El candidato, según la elección de Oriol Junqueras, es Pere Aragonès, que tiene cuatro meses como presidente interino para convencer al electorado de que puede ser el próximo jefe del Ejecutivo catalán. La formación de Puigdemont concluye hoy un largo proceso de fundación. La militancia votó hoy la estructura organizativa del partido y su corpus ideológico, en el que apuesta por un independentismo unilateralista y por la confrontación con el Estado. La receta es seguir con el ‘procés’. Todas las miradas en el partido están puestas en Carles Puigdemont, líder absoluto. De él depende la confección de las listas y la elección de los candidatos. Primero tiene que decidir si se presenta. El expresidente de la Generalitat es el principal activo electoral de JxCat. Nadie tiene su tirón. En las dos últimas ocasiones en que ha liderado las listas derrotó contra pronóstico a Junqueras. Puigdemont mantiene la puerta abierta a presentarse. «Hoy no puedo tomar esta decisión», dijo en elnacional.cat. «No puedo hacer planes más allá de una semana, sin saber qué pasará con el suplicatorio» para su extradición, señaló.

Dirigentes relevantes como Elsa Artadi le presionan para que se presente. En cualquier caso, si lidera las listas y gana las elecciones, no podrá ser investido, como ya ocurrió en las autonómicas. Aseguró que si ganaba volvería, pero esta vez ya no puede repetir una promesa que se ha demostrado inviable. JxCat, por tanto, necesita elegir al que sería el candidato efectivo, con posibilidades de someterse a una sesión de investidura, como en su día fue Quim Torra. Está por ver si se acaban celebrando primarias o Puigdemont diseña su propio equipo y cierra la competencia interna, pero algunos dirigentes ya se han dejado querer en los últimos tiempos. Quienes se han postulado abiertamente son la portavoz de JxCat en el Congreso, Laura Borràs, y el consejero de Territorio, Damià Calvet. El tercero en discordia es Jordi Puigneró, consejero de Políticas Digitales de la Generalitat.

JxCat aguarda un gesto de Puigdemont para elegir el contrincante de Aragonès