domingo 25.08.2019

«La CE no puede hacer más»

La Comisión Europea (CE) insistió este martes en que no puede hacer más por los inmigrantes a bordo del barco de la oenegé Open Arms mientras los países de la Unión Europea (UE) no respondan a su llamada a la solidaridad y propongan una solución para el desembarco o reubicación de estas personas. Ningún Estado miembro ha solicitado todavía al Ejecutivo comunitario que coordine estas labores y Bruselas no tiene competencia para dictar dónde deben desembarcar los 151 inmigrantes rescatados en el Mediterráneo, que llevan más de 12 días en el navío de la oenegé a espera de que algún país le autorice a atracar en sus puertos. A ellos se suman las 356 personas rescatadas por el barco ‘Ocean Viking’, fletado por Médicos sin Fronteras y SOS Mediterranée, que se encuentra en la misma situación. «Encontrar una solución depende de la voluntad de los Estados miembros para participar en los esfuerzos de solidaridad. No tenemos competencias para indicar los lugares para el desembarco o coordinar las operaciones de búsqueda y rescate», dijo la portavoz comunitaria Vanessa Mock, que reiteró la postura que Bruselas mantiene desde la semana pasada. La portavoz insistió en que la Comisión continúa «siguiendo de cerca» la situación en el Mediterráneo y que está en «estrecho contacto» con los Estados miembros, y ha reiterado su llamada a los países para «mostrar solidaridad».

«La CE no puede hacer más»