lunes 23/5/22
Nueva cúpula

Dos leonesas capitanean el Ministerio de Defensa

La socialista Amparo Valcarce ha sido nombrada número dos y trabajará junto a la ministra Margarita Robles, también de León
undefined
La ministra Margarita Robles anunció hoy la nueva cúpula de Defensa. EMILIO NARANJO

Dos mujeres manejan desde el martes los grandes asuntos de Defensa en España en el ministerio que dirige Margarita Robles Fernández (León, 1956). Su nueva número dos, la actual subsecretaria, la también leonesa Amparo Valcarce, ha sido ascendida por el Consejo de Ministros. Con este nuevo nombramiento, el ministerio liderado por Margarita Robles está capitaneado por dos mujeres que dirigirián, entre otros asuntos, los servicios de Inteligencia o las Fuerzas Armadas.

La magistrada progresista Margarita Robles, exsecretaria de Estado del Interior y veterana curtida en mil batallas tanto en terrenos ministeriales y parlamentarios como en las difíciles aguas de la política judicial, regresó 25 años después a un Ministerio, el de Defensa, con un Gobierno del PSOE, partido al que no estaba afiliada, aunque esta vez lo hizo como principal responsable del departamento. 

Nacida en León en 1956, es juez de carrera y ocupó sus primeras plazas en Balaguer (Lleida) y Sant Feliu de Llobregat (Barcelona). Fue la primera mujer en presidir una Sala de lo Penal y una Audiencia Provincial y la tercera en entrar en el Tribunal Supremo.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que la colocó como su número dos en las listas de las elecciones generales de junio de 2016 y que la recuperó como portavoz del Grupo Socialista al retomar el liderazgo del partido, volvió a confiar en ella como una de las piezas claves de su Ejecutivo, en un puesto en el que recupera las competencias sobre el CNI.

Trabajadora tenaz, feminista y de costumbres austeras —de las pocas vocales del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) que renunció a tener chófer, y a la que se podía ver entrar y salir de este órgano en su viejo utilitario—, en realidad nunca ha abandonado la política, mientras que su carácter independiente en extremo y su capacidad natural de liderazgo le hicieron merecedora tanto de leales simpatías como de fuertes enemistades en los diferentes destinos por los que ha ido pasando. 

Hasta su llegada al Congreso en 2016 Robles pertenecía a la Sala Tercera de lo Contencioso Administrativo en el Tribunal Supremo, plaza que poseía desde 2004, si bien una controvertida decisión del CGPJ, tras su última apuesta por la política, que ella no dudó en calificar de «venganza», privó a Robles de su condición de magistrada del alto tribunal. Soltera y sin hijos, entre 2008 y 2013 fue vocal del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) a propuesta del PSOE.

undefined
Amparo Valcarce, nueva secretaria de Estado de Defensa. VÍCTOR LERENA

Por su parte, Amparo Valcarce (Fabero, 1956), ahora su número dos, es licenciada en Geografía e Historia, pero, igual que Robles, ha superado una larga trayectoria política, entre otras cosas como diputada por León (1996). Cinco años antes de entrar en el Congreso, Valcarce comenzaba su carrera política como concejala en Fabero, su loclaidad natal.

Antes de este nombramientos ha sido directora general de Reclutamiento y Enseñanza Militar en el ministerio. En la etapa de José Luis Roríguez Zapatero como presidente del Gobierno, Valcarce fue secretaria de Estado de Servicios Sociales, Familias y Discapacidad y de Política Social entre 2015 y 2019 y los dos años siguientes, delegada del Gobierno en la Comunidad de Madrid.

En su legado de esa etapa política queda la promoción de la Ley de Dependencia. En lo orgánico, Amparo Valcarce ha sido vicesecretaria general del PSOE de Castilla y León.

El ya fallecido José Antonio Alonso también fue ministro leonés de Defensa, en este caso durante el Gobierno de  Zapatero. Concretamente, entre los años 2006 y 2008, etapa en la que desplegó los batallones de la Unidad Militar de Emerengencias, uno de ellos en León. Alonso, también juez de carrera, había sido nombrado anteriormente por Zapatero ministro del Interior.

Cómo queda la cúpula

El Consejo de Ministros nombraba hoy, además, a la actual secretaria de Estado de Defensa, Esperanza Casteleiro, nueva directora del Centro Nacional de Inteligencia (CNI) tras la destitución de Paz Esteban como consecuencia de la polémica por el espionaje a los móviles del Gobierno y de políticos independentistas con el programa Pegasus.

Amparo Valcarce, junto con Casteleiro y Paz Esteban, conformaron la primera cúpula política del ministerio dirigido por Margarita Robles formada solo por mujeres.

Casteleiro ha sido designada para ponerse al frente de los servicios secretos a propuesta de Robles, que ha sido la encargada de dar cuenta de la "sustitución" que no "destitución" de Esteban y su relevo por la hasta ahora secretaria de Estado.

Otra mujer del CNI, que ingresó en el centro en 1983, el mismo año que Esteban, y ocupó el cargo de secretaria general entre 2004 y 2008.

La titular de Defensa se ha mostrado "absolutamente encantada" con que sea Casteleiro la que se ponga al frente del CNI para darle un impulso en momentos complicados con una guerra, la de Ucrania, a escasos kilómetros, ciberataques y nuevas amenazas híbridas.

Y para ello "hay que escoger a personas preparadas y cualificadas", lo que no supone un "desvalor" de los anteriores pero aporta un plus de conocimiento, ha precisado Robles, que ha eludido responder a si el relevo en el CNI ha estado motivado por la necesidad de contentar a los socios de gobierno y de investidura en la crisis abierta por el espionaje.

La ministra ha reiterado el orgullo que siente por el trabajo de los 3.000 hombres y mujeres que trabajan en el CNI, sin nombre y apellidos, pero "responsables, trabajadores, profesionales, generosos que ponen cada día en riesgo su vida para trabajar por la libertad, la seguridad y los derechos" de los españoles y ha recalcado que si algo tienen en su ADN es "el Estado de Derecho y la legalidad".

Robles ha reconocido que "claro que hay fallos de seguridad y los seguirá habiendo", porque "somos vulnerables", y por ello, ha abogado por invertir al máximo con el objetivo de tener el menor número de vulnerabilidades.

La titular de Defensa ha incidido en que todas las actuaciones del CNI son absolutamente con arreglo a derecho y con autorización judicial y ha valorado la suerte de que en España los jueces "motivan y explican por qué se toman las decisiones".

"En este país a nadie se le investiga por sus ideas políticas, llevamos muchos años defendiendo las ideas políticas de la gente y trabajando para que puedan tener sus ideas y su propias libertades", ha subrayado Robles.

Tras señalar que ignoraba si todos los diputados que estuvieron presentes en la comisión de secretos oficiales durante la comparecencia de la directora del CNI cesada pudieron ver las autorizaciones judiciales de las escuchas al presidente de la Generalitat, Pere Aragonés, y a una veintena de políticos independentistas que ésta aportó, ha asegurado que "estaban absolutamente motivadas".

Robles se ha mostrado de acuerdo con la desclasificación de la documentación sobre el espionaje. "Transparencia máxima en la desclasificación" porque todos los ciudadanos tienen derecho a saber, aunque ha reconocido que es una decisión que le corresponde al Gobierno.

La ministra no está preocupada por el hecho de que la polémica sobre las escuchas pueda afectar a la cumbre de la OTAN, que se celebrará en Madrid a finales de junio, cuya preparación -ha dicho-"va sobre ruedas".

"Me siento profundamente orgullosa de saber que España cuenta y que nuestros servicios de inteligencia son un punto de referencia muy importante", ha asegurado Robles, que ha reiterado que nuestro país es un socio serio, leal y responsable tanto en el ámbito de la OTAN como de la Unión Europea.

Dos leonesas capitanean el Ministerio de Defensa
Comentarios