domingo 22/5/22

Garamendi defendió que es «perfectamente compatible» el trabajo que hacen en su organización para defender las empresas con las posiciones de los conservadores en la Cámara. «Ni yo llamo para decir lo que el PP tiene que hacer ni el PP —insistió— me llama a mí para decir lo que tengo que hacer». Pero Casado se mantiene firme y no respalda la «contrarreforma» del Gobierno, lo que deja su aprobación en manos de la mayoría de la investidura.

«Yo no llamo al PP ni Casado a mí»