sábado 28/11/20
Segundo Dividendo Digital

Llega el apagón de la TDT para dejar paso al 5G

En los próximos días, la televisión de más de 2.400 municipios solo emitirá en las nuevas frecuencias

Antenas de televisión en los tejados de unos edificios. DL
Antenas de televisión en los tejados de unos edificios. DL

A partir de mañana comenzará el apagón de frecuencias de la Televisión Digital Terrestre (TDT), por lo que los edificios deberán haber adaptado sus antenas de recepción de señal si quieren que los vecinos continúen viendo sin problemas los canales de televisión que tenían hasta ahora. Este cambio, que se produce para dejar libres las frecuencias del despliegue del 5G, no será tan incómodo para el ciudadano como el que ocurrió en 2010, cuando las familias que no disponían de un televisor con decodificador de TDT tuvieron que comprarse un aparato aparte que colocar encima de la tele. Aquel 30 de marzo de hace diez años se realizó el apagón analógico de la televisión en España, aunque el lanzamiento había comenzado cinco años antes.

"Hay 24 áreas geográficas de las 75 en las que hemos dividido el territorio nacional (2.413 municipios) en donde a partir del 11 y 13 de febrero y 3 de marzo solo se emitirán las frecuencias definitivas", explica a este periódico Antonio Fernández-Paniagua, subdirector general de Planificación del Espectro Radioeléctrico de la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones.

El objetivo de este proceso es liberar la banda de 700 megahercios (Mhz) que actualmente ocupa la TDT y que será subastada. Esa banda deberá estar libre en su totalidad el próximo 30 de junio, según los plazos establecidos por la UE como paso previo al despliegue de la red 5G, que necesitará estas frecuencias para prestar servicios de comunicaciones móviles. Fernández-Paniagua asegura que este proceso, conocido como 'Segundo Dividendo Digital', es de ámbito europeo, es decir, "se ejecuta simultáneamente en todos los países miembro" y debe obedecer a la regulación comunitaria en cuanto a procesos y plazos. La mejor noticia, asegura, es que "no se produce pérdida alguna de oferta televisiva", es decir, aunque hay menos frecuencias, habrá los mismos canales. Ni pérdida ni ganancia. Cuando en 2015 hubo que resintonizar por última vez la TDT de todos los televisores españoles para liberar la banda de 800 Mhz, se sumaron a la parrilla muchas cadenas. En cambio, con el nuevo plan aprobado en Consejo de Ministros se mantiene sin cambios la actual oferta, a pesar de que a partir de ahora la velocidad de navegación será 100 veces más rápida.

Sin pérdidas de señal

"Los televisores no se irán a negro en ningún caso"

Precisamente por ello, lo que sí ocurrirá es que los canales pasarán a tener una mejor calidad de la que disfrutarán los usuarios. Fernández-Paniagua explica que el beneficio para los ciudadanos y las empresas es que todos los canales evolucionarán a la alta definición (HD) para "poder competir con otras plataformas". Y es que la llegada de Netflix, HBO y otras formas de ver televisión a demanda ha reducido el tiempo de visionado de las cadenas tradicionales, tanto por la oferta como por la calidad de los mismos. Aun así, los datos de Kantar Media revelan que la llamada televisión convencional sigue acaparando el 93% del visionado en los televisores, frente al 7% de los visionados por internet y dispositivos play (señal de reproductores como el DVD).

No se quiere crear alarma. Por ello, asegura que los televisores "no se irán a negro en ningún caso". Además, si en algún edificio se pierden canales porque no han estado atentos a los plazos, no habrá problema porque "irá un técnico y le pondrá solución". Unicamente se tendrán que adaptar la antena los edificios medianos o grandes (de tres o más viviendas), pero no las casas unifamiliares, ya que estas tienen amplificador de banda ancha y solo deberán resintonizar los televisores para seguir viendo la TDT.

Además, afirma que la adaptación va bien, "en muchas zonas ya por encima del 75%", aunque reconoce que hay algunas regiones donde el porcentaje es un poco más bajo y están poniendo más atención en la información. Estas frecuencias continuarán asignadas como mínimo hasta 2030, según establece la regulación europea. Y, lo más importante para los usuarios, los televisores no se quedarán obsoletos.

Llega el apagón de la TDT para dejar paso al 5G