lunes. 27.06.2022

Un miembro del Tribunal Constitucional votó ayer en contra de validar a los cuatro candidatos aprobados por el Congreso para formar parte de la corte de garantías por su falta de idoneidad. Entre ellos está el jurista Enrique Arnaldo, propuesto por el Partido Popular y cuyo polémico pasado ha provocado que se rompiera la disciplina de voto en los grupos parlamentarios de PSOE y Unidas Podemos para su elección.

El Pleno convocado por la institución, por lo tanto, confirmó por mayoría de nueve a uno que los nuevos magistrados durante los próximos nueve años cumplen con los requisitos que marca la Ley Orgánica, y la próxima semana tomarán posesión. Se trata del citado Arnaldo, letrado de las Cortes Generales, Concepción Espejel, presidenta de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, Inmaculada Montalbán, magistrada del Tribunal Superior de Andalucía, y Ramón Sáez Valcárcel, magistrado de la Audiencia Nacional.

Con todo, y tras pasar este jueves el último filtro, el Tribunal Constitucional siempre tiene herramientas a su alcance en caso de que alguno de sus miembros no reúna la idoneidad exigida en el ejercicio de su cargo. Se trata del artículo 23 de esa ley de funcionamiento de la corte de garantías constitucionales, que dice que los magistrados pueden cesar por varias causas, entre las que está la de incurrir en alguna causa de incapacidad de las previstas para los miembros del Poder Judicial.

Si bien el cese por renuncia, expiración del plazo o fallecimiento es decretado por el presidente, en los restantes supuestos quien decidirá es el tribunal en Pleno, por mayoría simple en dos supuestos y por mayoría de las tres cuartas partes de sus miembros en los demás casos previstos por ley.

Sobre los requisitos de idoneidad que deben cumplir los aspirantes se recoge la incompatibilidad para el desempeño en los partidos políticos, sindicatos, asociaciones, fundaciones y colegios profesionales.

El magistrado del Constitucional que considera que sus nuevos compañeros no son idóneos
Comentarios