martes 29/9/20

Marlaska apuesta por una gestora con larga trayectoria para dirigir la Guardia Civil

Fernando Grande-Marlaska ya tiene un nombre para cumplir su promesa de que una mujer dirija por primera vez a la Guardia Civil en sus 175 años de historia. Se trata de María Gámez, actual subdelegada del Gobierno en Málaga y de abultadísima trayectoria en las administraciones andaluzas. Su nombramiento será llevado hoy al Consejo de Ministros.

La apuesta por Gámez, cuya designación ratificó Defensa ayer tras enterarse por los medios, no disgusta en el cuerpo, ya que la candidata ha mantenido unas excelentes relaciones con los mandos de la Guardia Civil tanto en Málaga como en Andalucía desde que fuera nombrada subdelegada con la llegada del Gobierno de Pedro Sánchez a la Moncloa en verano de 2018.

Marlaska, que no la conocía hasta hace un año, tiene una excelente opinión personal de ella a raíz de la operación de rescate del pequeño Julen en enero de 2019. Gámez coordinó el despliegue para tratar de sacar al niño del pozo y se involucró muy personalmente en aquella operación de tan triste final.

A pesar de que su carrera ha estado siempre ligada al PSOE (ha sido vocal de la Ejecutiva Federal del partido o presidenta de la Ejecutiva de la formación en Málaga), en el Ministerio del Interior valoran especialmente su perfil de gestora pública con larga trayectoria en la administración y alto grado de conocimiento de las fuerzas de seguridad. En sus 25 años de servicio público, Gámez ha trabajado en la Junta de Andalucía, el Parlamento autonómico, el Defensor del Pueblo Andaluz y el Ayuntamiento de Málaga, donde fue portavoz del grupo socialista en el consistorio. Además, antes de ser la subdelegada del Gobierno central en Málaga, fue delegada de la Junta en esa misma provincia.

La todavía subdelegada sustituirá en el puesto a Félix Azón, distanciado del ministro a raíz de la de la denominada operación Judas contra los CDR acusados de terrorismo.

Marlaska apuesta por una gestora con larga trayectoria para dirigir la Guardia Civil