viernes. 09.12.2022

Los intentos masivos de salto de la valla de Melilla de esta semana, además de una treintena de miembros heridos de las fuerzas de seguridad —atacados con garfios, martillos, palos, piedras y estacas—, ha dejado una nueva brecha abierta dentro del Ejecutivo.

Por un lado, el ministro Fernando Grande-Marlaska puso de relieve «los ataques violentos» e «inusitados», «algo no visto hasta este momento» por parte de los migrantes, por lo que ha defendido la actuación de las Fuerzas de Seguridad en las avalanchas. Mientras, el grupo parlamentario de Unidas Podemos en el Congreso, tomando como prueba un vídeo que circulaba por redes, sembró dudas sobre la misma, presentó varias preguntas parlamentarias sobre si ese departamento va a investigar la intervención y si en su caso se va a destituir a los responsables.

El ministro Marlaska, que hoy viajará a Melilla, se solidarizó con los agentes heridos y elogió la labor que realizan en la frontera. Al tiempo, puso de relieve la coordinación con las fuerzas de seguridad de Marruecos para evitar ayer un nuevo salto masivo.

Marlaska defiende la actuación policial en la valla de Melilla
Comentarios