jueves 13/8/20

Marlaska salvará su reprobación gracias a los votos de PNV y Podemos

El primer intento de censurar a un ministro del actual Gobierno de coalición caerá en saco roto. El titular de Interior, Fernando Grande-Marlaska, salvará este jueves en el Congreso la votación de reprobación propuesta por el Partido Popular a cuenta del cese del coronel Diego Pérez de los Cobos el pasado 25 de mayo, tras alegar una «pérdida de confianza». Lo hará gracias al apoyo anunciado este miércoles por el PNV y Unidas Podemos y las abstenciones de ERC, Bildu y JxCat.

En el texto de la moción, los populares tachan de «antidemocrática» la actitud del ministro, al que acusan de «injerencias» frente a los mandos de la Guardia Civil que -sostienen- «no se plegaron a las órdenes ilegales de Marlaska», en referencia al informe que los expertos del cuerpo enviaron a la jueza que investigó al delegado del Gobierno en Madrid, José Manuel Franco, por autorizar las marchas del 8-M.

A la reprobación, en cambio, sí se han sumado Vox y Ciudadanos. El partido de Abascal presentó una enmienda, aceptada por el PP, para que se restituya en su puesto a Pérez de los Cobos. «Ha cesado a un hombre que representa el respecto a la lealtad institucional, que se enfrentó a los golpistas el 1-O», alegó el diputado Javier Ortega Smith.

Presos de ETA Marlaska, que se ausentó de su escaño mientras se debatía su propia reprobación, había defendido horas antes que los traslados de los presos de la banda terrorista ETA y la progresión de sus grados penitenciarios se realiza «conforme a la ley».

Dispersión de etarras

«La dispersión fue una herramienta que se empleó para luchar contra ETA. Estamos en otro momento por suerte para todos y la ley general penitenciaria se aplica individualmente», sentenció.

El ministro aseguró que los presos etarras serán procesados de grado «si así lo merecen y conforme a la ley». Una afirmación respondida por el diputado de Vox, Ignacio Gil Lázaro, que acusó al Ejecutivo de «mercadear con los presos a cambio de un puñado de votos del PNV».

Marlaska salvará su reprobación gracias a los votos de PNV y Podemos