domingo 13/6/21

Marruecos reacciona y vuelve a cerrar la frontera con sus antidisturbios

Decenas de agentes antidisturbios desplegados en los montes de Fnideq empezaron a cortar el paso avanzada la tarde de ayer a los jóvenes que intentaban acceder a España a través del espigón que divide los dos países. La reacción de Marruecos llega más de un día después de que comenzase la entrada masiva de inmigrantes a España a través del mar, que supueso el ingreso en la ciudad autónoma de unos 8.000 inmigrantes y que obligó a desplegar al Ejército en la playa del Tarajal para contener la oleada. Las autoridades del país vecino han evacuado a miles de personas, marroquíes y extranjeros, que intentaban desde este lunes entrar de forma ilegal en suelo español. La operación se desarrolló en la playa ubicada al este de Ceuta, y todavía no ha concluido. El país magrebí adoptó la medida tras la advertencia de la comisaria europea de Interior, Ylva Johansson, que recordó a las autoridades marroquíes que «las fronteras españolas son fronteras europeas».

Johansson exigió a Rabat que cumpla con sus obligaciones de controlar las salidas irregulares y que acepte el retorno de las personas que salieron de esa forma de Marruecos y que no tienen derecho a permanecer en territorio europeo. Marruecos no ha hecho ninguna declaración sobre la supuesta relajación de la vigilancia fronteriza y la situación en Ceuta, si bien la embajadora en España, Karima Benyaich, afirmó ayer que «hay actos que tienen consecuencias y se tienen que asumir», en una velada referencia a la acogida humanitaria en un hospital de Logroño del líder del Frente Polisario, Brahim Gali, que suscitó el enfado de las autoridades marroquíes. El presidente del Consejo europeo, Charles Michel, expresó su «apoyo y solidaridad» con España tras la llegada irregular de miles de migrantes a Ceuta desde territorio marroquí, al tiempo que se unió al aviso lanzado por Bruselas para recordar a Rabat que la frontera de la ciudad autónoma es también una frontera de la Unión Europea. «La cooperación, la confianza y los compromisos compartidos deben ser los principios de una relación fuerte entre la Unión Europea y Marruecos», indicó Michel en una breve declaración.

Marruecos reacciona y vuelve a cerrar la frontera con sus antidisturbios