jueves 28/10/21
XIV legislatura

Batet y Llop, elegidas presidentas del Congreso y el Senado a la segunda

La diputada socialista ha superado por 26 votos a la candidata del PP, la expresidenta Ana Pastor.  Llop ha sido elegida presidenta del Senado en segunda votación al haber obtenido 130 votos en la sesión constitutiva de la Cámara Alta.
La diputada socialista por Barcelona Meritxell Batet,c., repetirá como presidenta del Congreso de la nueva legislatura, la XIV, al obtener 166 votos y superar a Ana Pastor, del PP, que ha sumado 140.Ha sido necesaria una segunda votación en la Cámara ya que en la primera ninguna de las candidatas ha obtenido la mayoría absoluta obligada, de 176 o más votos. Batet, al repetir como tercera autoridad del Estado, es la décimosegunda presidenta del Congreso desde que se instauró la democracia.En la foto, Batet es felicitada por Adriana Lastra,iz., en presencia de Rafael Simancas,d. EFE/Emilio Naranjo
La diputada socialista por Barcelona Meritxell Batet,c., repetirá como presidenta del Congreso de la nueva legislatura, la XIV, al obtener 166 votos y superar a Ana Pastor, del PP, que ha sumado 140.Ha sido necesaria una segunda votación en la Cámara ya que en la primera ninguna de las candidatas ha obtenido la mayoría absoluta obligada, de 176 o más votos. Batet, al repetir como tercera autoridad del Estado, es la décimosegunda presidenta del Congreso desde que se instauró la democracia.En la foto, Batet es felicitada por Adriana Lastra,iz., en presencia de Rafael Simancas,d. EFE/Emilio Naranjo

La diputada socialista por Barcelona Meritxell Batet repite como presidenta del Congreso de la nueva legislatura, la XIV, al obtener 166 votos y superar a Ana Pastor, del PP, que ha sumado 140.

Ha sido necesaria una segunda votación en la Cámara ya que en la primera ninguna de las candidatas ha obtenido la mayoría absoluta obligada, de 176 o más votos.

Por ello, Batet y Pastor, al ser las que en esta votación tuvieron más apoyos, concurrieron a una segunda, en la que bastaba tener más papeletas con su nombre, la mayoría simple.

La candidata del PSOE ha tenido 166 votos, uno menos que en la votación anterior, suficiente para doblegar a Pastor, que ha alcanzado las 140 papeletas.

Vox ha dado a Pastor gran parte de los votos de sus 52 diputados, de ahí que llegara a 140, pero no ha bastado para superar el respaldo a Batet.

Entre los apoyos a la diputada del PP, los dos de Navarra Suma.

Se han registrado en esta segunda votación 11 votos en blanco y 29 nulos; entre los primeros, los diez de Cs; entre los segundos, los de ERC, JxCat, Bildu o BNG.

Batet, al repetir como tercera autoridad del Estado, es la décimosegunda presidenta del Congreso desde que se instauró la democracia.

Es la tercera mujer en ocupar este cargo después de Luisa Fernanda Rudi y Ana Pastor, ambas del PP. 

La candidata del PP a la Presidencia del Congreso, Ana Pastor (C) durante la votación para presidir la mesa junto al presidente de la Mesa de Edad, el diputado Agustín Zamarrón (d) durante la sesión constitutiva de la Cámara Baja. EFE/Ballesteros

La candidata del PP a la Presidencia del Congreso, Ana Pastor (C) durante la votación para presidir la mesa junto al presidente de la Mesa de Edad, el diputado Agustín Zamarrón (d) durante la sesión constitutiva de la Cámara Baja. EFE/Ballesteros

La recién elegida presidenta del Senado, la socialista Pilar Llop (c), es felicitada en los escaños del hemiciclo del Senado este martes, en el arranque de la XIV Legislatura con la constitución de la Cámara Alta.- EFE/ Víctor Lerena

La recién elegida presidenta del Senado, la socialista Pilar Llop (c), es felicitada en los escaños del hemiciclo del Senado este martes, en el arranque de la XIV Legislatura con la constitución de la Cámara Alta.- EFE/ Víctor Lerena

La senadora del PSOE Pilar Llop ha sido elegida presidenta del Senado en segunda votación al haber obtenido 130 votos en la sesión constitutiva de la Cámara Alta.

La elección ha tenido que repetirse porque en la primera votación Llop se quedó a un solo voto de los 133 de la mayoría absoluta del hemiciclo y el Reglamento obliga a una nueva votación en la cual ya resulta elegido el candidato mas votado.

Pío García-Escudero, propuesto por el PP, ha logrado el respaldo de 109 senadores en la votación secreta realizada mediante una urna en la cual los senadores van depositando las papeletas con los nombres de sus candidatos.

Ha habido además 16 votos nulos -entre ellos 13 de ERC y dos de EH-Bildu, quienes en sus papeletas han pedido la libertad para los condenados del "procés" catalán- y ocho en blanco, entre los figuran cinco de los senadores de Junts per Catalunya (JxCAT).

Llop releva al senador del PSC Manuel Cruz al frente de la institución gracias a los 113 votos de los senadores del grupo socialista, que perdió la mayoría absoluta en esta legislatura, completados con el apoyo de otras fuerzas de izquierda y también de los nacionalistas del PNV, que tienen diez senadores.

El resultado del escrutinio, anunciado a la Cámara por el presidente de la Mesa de Edad, Juan José Imbroda, revela que Llop ha conseguido dos votos menos en la segunda votación respecto a la primera, mientras que García-Escudero ha ganado dos, al pasar de 107 a 109 papeletas.

Antes de su elección, Llop había dicho a su llegada al Antiguo Salón de Sesiones de la Cámara, donde se celebra la sesión constitutiva de la XIV Legislatura, que afrontaba este reto "con mucha ilusión y responsabilidad".

Senadora autonómica desde el pasado 11 de julio, designada por la Asamblea de Madrid, la nueva presidenta de la Cámara Alta es jueza especializada en violencia machista y ejerció como Delegada del Gobierno para la Violencia de Género entre julio de 2018 y abril de 2019. 

20191203-637109718542040629_121310La diputada socialista por Barcelona Meritxell Batet,iz., es aplaudida por la bancada socialista tras ser elegida presidenta del Congreso de la nueva legislatura, la XIV, al obtener 166 votos y superar a Ana Pastor, del PP, que ha sumado 140.Ha sido necesaria una segunda votación en la Cámara ya que en la primera ninguna de las candidatas ha obtenido la mayoría absoluta obligada, de 176 o más votos. Batet, al repetir como tercera autoridad del Estado, es la décimosegunda presidenta del Congreso desde que se instauró la democracia. EFE/Emilio Naranjo

La diputada socialista por Barcelona Meritxell Batet,iz., es aplaudida por la bancada socialista tras ser elegida presidenta del Congreso de la nueva legislatura, la XIV, al obtener 166 votos y superar a Ana Pastor, del PP, que ha sumado 140.Ha sido necesaria una segunda votación en la Cámara ya que en la primera ninguna de las candidatas ha obtenido la mayoría absoluta obligada, de 176 o más votos. Batet, al repetir como tercera autoridad del Estado, es la décimosegunda presidenta del Congreso desde que se instauró la democracia. EFE/Emilio Naranjo

Batet, un carácter dialogante de la plena confianza de Pedro Sánchez

Por Begoña Fernández.

Meritxell Batet Lamaña repite como presidenta del Congreso tras lograr el apoyo de la Cámara Baja y mantener la confianza de Pedro Sánchez, que premia así su carácter dialogante y su actitud serena y centrada ante la situación de Cataluña.

Hace poco más de un mes, Batet defendía sin ambages la posición de Sánchez en Cataluña tras conocerse la sentencia del "procés" y pese a los altercados vividos, especialmente en Barcelona, la recién elegida presidenta dejó claro que no había necesidad alguna de aplicar ni un 155 ni una ley de Seguridad Nacional.

Convencida de que el conflicto con Cataluña se supera con diálogo, esta militante del PSC, partido que hoy está presente en el equipo negociador del PSOE con ERC para abordar la investidura, siempre apostó por "dejar de cavar trincheras" y por "desterrar el insulto" de las relaciones entre partidos.

Nacida en Barcelona en 1973, es partidaria de que España evolucione hacia un modelo federal y considera que la mejor manera de resolver el conflicto catalán es dialogar dentro de la ley para "reforzar el autogobierno".

Y hace dos meses, en su discurso de cierre en la última sesión plenaria y ante unas elecciones ya convocadas, Batet admitía que la política había fallado a los ciudadanos al no haber sido capaces de formar un gobierno.

Entonces ya subrayaba que "la democracia es más sabia que las personas" y se mostraba dispuesta a que el PSOE, como el resto de partido, rindiera cuentas de nuevo ante los ciudadanos.

Precisamente en esa campaña electoral Batet apenas puso estar presente ya que un problema de vértigos, ya resuelto, le impidió involucrarse de lleno en los actos del PSC.

Sin embargo, Batet quiso estar presente el último día de campaña en Barcelona, su ciudad natal, y en un video proyectado en el ´gran acto de cierre', protagonizado por Pedro Sánchez, llamó a la movilización para superar el bloqueo, frenar a la derecha y al independentismo.

"No podemos permitir la exclusión, la división y el odio que nos ofrecen las derechas y el independentismo", dijo entonces la candidata y ahora renovada presidenta, resumiendo así su carácter político.

En más de una ocasión, Batet ha rechazado el "bajo tono" de la política española y se ha preguntado: "¿Cómo podremos pedir a los ciudadanos que se respeten entre ellos si no nos respetamos entre nosotros?", suele argumentar.

En 1995 se licenció en Derecho por la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona, en la que fue profesora tras realizar los cursos de doctorado en Derecho Público.

Su salto a la política lo dio como independiente en el undécimo lugar de la lista del PSC de Barcelona en las generales de 2004. Y consiguió un escaño que ha mantenido hasta ahora.

Como ministra de Política Territorial, donde estuvo menos de un año, tuvo un papel protagonista en la búsqueda de una solución para la crisis catalana. Y, con su estilo diplomático dio los primeros pasos hacia la distensión

Afincada en Madrid, es madre de dos hijas gemelas de seis años -Adriana y Valeria-, que nacieron el 24 de septiembre, festividad de la Mercè, patrona de Barcelona.

Dos hijas fruto del matrimonio que contrajo en 2005 con el entonces diputado popular José María Lassalle, que fue secretario de Estado de Cultura y del que se separó en mayo de 2016. 

 

La candidata socialista a presidir la cámara alta Pilar Llop, durante la votación en el hemiciclo del Senado este martes, en el comienzo de la XIV Legislatura con la constitución de la Cámara.- EFE/ Paco Campos

 La candidata socialista a presidir la cámara alta Pilar Llop, durante la votación en el hemiciclo del Senado este martes, en el comienzo de la XIV Legislatura con la constitución de la Cámara.- EFE/ Paco Campos

Pilar Llop, una jueza conciliadora y feminista para presidir el Senado

Por Violeta Molina Gallardo

De talante conciliador y comprometida con la lucha contra la violencia de género y el feminismo desde su ingreso en la carrera judicial, la jueza Pilar Llop da este martes un nuevo salto en su carrera política al ser elegida presidenta del Senado. La senadora Pilar Llop Cuenca (Madrid, 1973) se convierte en la segunda mujer que preside la Cámara Alta en sus casi doscientos años de historia, después del mandato de Esperanza Aguirre (1999-2002).

Pilar Llop sucede a Manuel Cruz en la presidencia del Senado, mientras otra mujer, Meritxell Batet, estará al frente del Congreso de los Diputados. Batet y Llop serán, por tanto, la tercera y la cuarta autoridad del país, segunda ocasión en la etapa democrática en que dos mujeres coinciden presidiendo ambas cámaras, tras Luisa Fernanda Rudi (2000-2004) y Esperanza Aguirre.

Llop asume el reto de presidir sin mayoría socialista un Senado en el que podría darse de nuevo la posibilidad de tener que aplicar el artículo 155 de la Constitución. Impecable en sus formas, de talante conciliador y firme defensora de la educación como vacuna de la violencia de género, insistía en una entrevista con Efe en que el maltrato machista se "cuece a fuego lento, no llega de repente", sino que empieza a manifestarse con micromachismos.

Jueza desde hace 20 años, su carrera política comenzó en 2015 como diputada regional socialista de la Asamblea de Madrid, desde donde fue elegida por el Gobierno de Pedro Sánchez en julio de 2018 para ejercer de delegada del Gobierno para la Violencia de Género, su primer gran salto político, donde acometió el impulso de parte de las medidas del pacto de Estado. En a bril de este año dejó ese puesto al decidir concurrir de número dos en la lista de Ángel Gabilondo para la Comunidad de Madrid.

Llop, que no tiene carné del PSOE, asumirá la presidencia del Senado apenas cinco meses después de llegar como senadora a la Cámara Alta: se convirtió, el pasado julio, en una de los 57 senadores designados por los parlamentos autonómicos al contar con el respaldo de la Asamblea madrileña.

Su trayectoria, eminentemente jurídica, ha estado vinculada a la lucha contra la violencia machista y la defensa de los derechos de las mujeres. El PSOE, a través de su portavoz en el Senado, Ander Gil, ha hecho hincapié en la pertinencia de que Llop sea experta en esta materia cuando la sociedad exige una "batalla dura y furibunda" contra el machismo. A su juicio, la futura presidenta podrá servir "en primera línea" a la defensa de los derechos de las mujeres.

Feminista, con una postura abolicionista frente a la prostitución, Llop se licenció en Derecho en la Universidad Complutense de Madrid y aprobó las oposiciones para jueza en 1999, con 26 años. Desde 2004 es magistrada. Ha sido letrada del Gabinete técnico del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), donde asumió la jefatura de la Sección del Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género, y fue secretaria de la Comisión de Igualdad, del Foro Justicia y Discapacidad y del Comité de Dirección. Desde 2009 a 2015, año en que se involucró en la política, estuvo en un juzgado especializado en violencia sobre la mujer. Además, compatibilizó su función judicial con la de consultora internacional y trabajó en diversos países de la Unión Europea y de América Latina en temas relacionados con reformas de los sistemas judiciales, en materia penal y en violencia de género.

La secretaria de Estado de Igualdad en funciones, Soledad Murillo, ha subrayado que esta elección es "una suerte para el Senado" y ha destacado su "meticuloso trabajo" y su "extraordinaria calidez" en la época en la que dirigió la Delegación del Gobierno para la Violencia de Género, un cargo que ejerció "sin barreras ni rangos".

La jueza y diputada de Unidas Podemos Victoria Rosell considera la designación una buena noticia y un orgullo: "Pilar es una gran compañera; inteligente, culta, comprometida con los derechos humanos, luchadora, feminista de verdad", ha escrito en Twitter. "Inteligente, formada, trabajadora, sensata", así ha descrito a Llop también en la red social la fiscal del Tribunal Constitucional y presidenta de la Unión Progresista de Fiscales, Teresa Peramato, para quien este nombramiento es "sin ninguna duda una gran elección".

Batet y Llop, elegidas presidentas del Congreso y el Senado a la segunda