martes 27/10/20

El ministro justifica que solo pidió explicaciones al coronel por la filtración

En medio de la tormenta desatada por la multitud de versiones del Gobierno y de Fernando Grande-Marlaska sobre la destitución de Diego Pérez de los Cobos, el propio titular de Interior agrandó este martes el desconcierto con un nuevo relato en el Senado de por qué fulminó al coronel. Según el ministro, la purga del mando estaría vinculada, no con su negativa a facilitarle el informe sobre el 8-M o comunicarle el estado de las investigaciones, sino por la filtración a la prensa del dossier que apuntaba la responsabilidad del Ejecutivo en la propagación del virus poco después de ser entregado al juez. Grande-Marlaska insistió en que el único contacto que tuvo su departamento con De los Cobos fue a través de la directora de la Guardia Civil, María Gámez, quien le pidió «explicaciones» por la «disfunción» que suponía que el informe se hubiera filtrado a la prensa el jueves 21 de mayo. Siempre según Marlaska, Gámez se limitó a preguntarle «qué estaba haciendo» ante un posible delito de «revelación de secretos oficiales». «No voy a dimitir. Ni este ministro ni ninguna persona de su departamento ha hecho ningún tipo de injerencia ni ha pedido informe alguno ni acceso al mismo», apuntó el titular de Interior, interpelado por el senador popular Fernando Martínez Maillo, quien lo acusó de «mentir a todos los españoles» cuando hace una semana, también en la Cámara alta, afirmó que la salida de De los Cobos era exclusivamente por cuestiones de organización de equipos.

Y fue entonces cuando el ministro, que hasta entonces había defendido en el pleno del Senado que el coronel había sido cesado por la filtración del informe del 8-M, volvió a desligar la destitución con esa investigación. «Solo estamos haciendo una nueva conformación de los equipos», zanjó Grande-Marlaska volviendo a la versión primigenia de inicios de la pasada semana. «El cese es un procedimiento habitual, algunos quieren hacer de esto ruido político y no vamos a comprar esa política conspiranoide», dijo Montero, quien no se salió del guión.

El ministro justifica que solo pidió explicaciones al coronel por la filtración
Comentarios