jueves 4/3/21

La Moncloa no ve extraño que Patrimonio Nacional pague a los asistentes del rey emérito

Un muro de silencio rodea la estancia de Juan Carlos I en Emiratos. Desde que el pasado 3 de agosto se instalase allí nada ha trascendido sobre su ‘exilio dorado’. Sin asignación oficial desde marzo, el coste de su nueva vida corre por su cuenta, pero su seguridad lo hace por cuenta del Estado. Así lo confirmó tras su marcha el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, aunque eludió dar más detalles. Este jueves trascendió, sin embargo, que es Patrimonio Nacional quien abona las nóminas del personal que acompaña al rey emérito. Una decisión que el Gobierno de Pedro Sánchez enmarca dentro de la normalidad y la «legislación vigente».

Según adelantó eldiario.es, además de los sueldos, los desplazamientos y la estancia de estos tres empleados de libre designación son asumidos por este organismo, que se encarga de la gestión del patrimonio histórico-artístico del país y que carece de atribuciones referidas a la asistencia de la Jefatura del Estado. Fuentes del Ejecutivo confirmaron que el pago a los asistentes de don Juan Carlos se hace a través de Patrimonio Nacional, dependiente del Ministerio de Presidencia que dirige Carmen Calvo, a petición de la Casa del Rey y que es la institución la que determina las tareas de estos empleados públicos. En la Moncloa insisten en que Juan Carlos I dispone de tres ayudantes de cámara desde que subió al trono en 1975 y que esta situación no cambió tras su abdicación en 2014, «de acuerdo con lo previsto en la legislación vigente».

La Moncloa no ve extraño que Patrimonio Nacional pague a los asistentes del rey emérito
Comentarios