viernes. 19.08.2022

Moreno idea un gobierno andaluz que mezcla peso político y gestión

El popular aumenta el número de consejerías de 11 a 13 con mayoría de mujeres al frente
                      Juanma Moreno presentó ayer la composición de su nuevo equipo al frente de la Junta. RAÚL CARO
Juanma Moreno presentó ayer la composición de su nuevo equipo al frente de la Junta. RAÚL CARO

El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, apuesta para la nueva legislatura por un gobierno más amplio, que pasa de once a trece consejerías, con mayoría de mujeres, en el que combina el peso político de cargos con recorrido en el partido con el perfil gestor de cuatro consejeros independientes.

Moreno sitúa como consejero de la Presidencia, Interior y Diálogo Social a Antonio Sanz, quien fuera número dos de Javier Arenas en el PP de Andalucía y que ya ha desarrollado gran parte de ese trabajo en la Junta durante la pasada legislatura como viceconsejero de Elías Bendodo.

Al frente de las nuevas consejerías, ampliadas a trece para ganar «eficiencia» y por petición de los sectores —según Moreno—, mantiene a cuatro consejeras del anterior ejecutivo, que era de coalición con Cs. Por tanto, siguen Marifrán Carazo al frente de Fomento, Articulación del Territorio y Vivienda; Patricia del Pozo gana peso al pasar de Cultura a Desarrollo Educativo y Formación Profesional; y Carmen Crespo se mantiene en Agricultura, departamento que ahora incorpora también Agua y Desarrollo Rural, asuntos claves para el presidente.

La cuarta consejera que se mantiene es la de Empleo, Empresas y Trabajadores Autónomos, Rocío Blanco, que en la pasada legislatura fue de independiente por cuota de Cs y ahora seguirá en el Ejecutivo.

Saltan del partido al Gobierno la secretaria general del PP-A, Loles López, quien dirigirá la cartera de Integración Social, Juventud, Familias e Igualdad de Oportunidades; y el exportavoz parlamentario José Antonio Nieto, al frente de Justicia, Administración Local y Función Pública.

La diputada nacional Carolina España dirigirá Economía, Hacienda y Fondos Europeos, que fusiona las dos consejerías de la pasada legislatura, y en Salud y Consumo estará al frente Catalina García, que ha sido viceconsejera de Jesús Aguirre, quien ahora preside el Parlamento.

El alcalde de Almería, Ramón Fernández-Pacheco, que tendrá que dejar el cargo, será el consejero de Sostenibilidad, Medio Ambiente y Economía Azul, ya que Moreno ha pensado que era el momento de su «salto» a la política autonómica.

Con cuota de independiente, según Moreno, estará el nuevo consejero de Turismo, Deporte y Cultura, que será Arturo Bernal, hasta ahora director de Extenda y profesional de confianza de Bendodo. Las Políticas para la Industria y la Energía recaerán en el también independiente Jorge Paradela, que dimitió la semana pasada como director general de negocio del Sevilla FC; y en Universidad e Innovación estará José Carlos Gómez Villamandos, ex rector de la Universidad de Córdoba. Moreno admite que ha recibido algunas negativas a sus propuestas para ser consejeros, algunas por razones médicas y otras por el «severo» régimen de incompatibilidades, que dificultan el salto del sector privado al ámbito de gestión pública, lo que ha postergado algo el anuncio final de los miembros del ejecutivo.

Sin los tres consejeros claves del PP en la pasada legislatura (Bendodo y Juan Bravo por su trabajo en el PP nacional y Jesús Aguirre por la Presidencia del Parlamento), Moreno resalta que es un gobierno que conjuga experiencia, con una base continuista, con la incorporación de «nuevos valores» y otros sin vinculación al partido.

Moreno idea un gobierno andaluz que mezcla peso político y gestión
Comentarios