viernes 28/1/22

Un bebé de 14 meses de una pareja de turistas hospedados en un hotel de la localidad turística mallorquina de Cala Ratjada falleció ayer al no poder superar la grave herida en la cabeza que sufrió tras caerle una teja del propio establecimiento. El desgraciado suceso tuvo lugar cuando los padres, neerlandeses, se resguardaban de un fuerte aguacero bajo el porche del hotel, varias tejas se desprendieron y una de ellas golpeó la cabeza del bebé. | efe

Muere un bebé al caerle una teja en la cabeza