miércoles. 06.07.2022

Mueren dos trabajadores en la explosión de una planta de biodiésel de Calahorra

Un grupo de 250 niños de excursión y las empresas más cercanas fueron evacuadas
                      Guardia Civil y Cruz Roja en el lugar de la explosión de la planta de biodiésel en Calahorra. RAQUEL MANZANARES
Guardia Civil y Cruz Roja en el lugar de la explosión de la planta de biodiésel en Calahorra. RAQUEL MANZANARES

Entre el susto y la consternación han vivido los vecinos de Calahorra la explosión registrada ayer en uno de los depósitos de la planta de biodiésel ubicada en el polígono de El Recuenco, que ha provocado la muerte de dos trabajadores y una gran nube de humo negro, que, en principio, no tiene afección para la salud.

«Perdona, pero estamos en shock», dijo uno de los trabajadores de esta planta, rodeado de algunos de sus compañeros, todos ellos visiblemente afectados por lo ocurrido.

Poco antes de la una de la tarde, los servicios de emergencias recibieron el aviso de una explosión en la empresa Iniciativas Bionergéticas, que gestiona la planta, hasta la que se desplazaron, en un primer momento, ambulancias y la Policía Local de Calahorra. Pero nada más comprobar que era la planta de biodiésel, acudieron dotaciones de bomberos desde Logroño, Protección Civil y agentes de la Unidad de Acción Rural de la Guardia Civil y especializados en el tratamiento de sustancias químicas para las labores de extinción del fuego.

Para cuando llegaron los servicios de emergencias, dos trabajadores estaban muertos y el resto de los empleados de la planta, con una plantilla de unas 25 personas, habían logrado salir ilesos, aunque una veintena tuvieron que ser atendidos por inhalación de humo y ansiedad.

Cuando se produjo la explosión se efectuaban trabajos de soldadura en las instalaciones. Los fallecidos son dos de los operarios que realizaban ese trabajo y pertenecían a una empresa externa.

La nube de humo continuó activa varias horas, y aunque por la fuerza y la dirección del viento no llegó al casco urbano de Calahorra ni a otros municipios aunque se estableció un perímetro de seguridad de un kilómetro. Las empresas más cercanas fueron desalojadas y un grupo de unos 200 niños, evacuados cuando pasaban el día en un parque próximo.

En el incendio trabajaron 80 personas y grupos especializados de las fuerzas de seguridad para determinar las causas del siniestro y confirmar la identidad de los fallecidos.

La explosión en esta planta de Calahorra tiene un precedente similar en una factoría de biodiésel de la empresa Biocom Energía de Algemesí (Valencia), que provocó, el 6 de febrero de 2016, dos muertos y una tercera persona resultó muy grave.

El último percance con víctima mortal por explosión en una empresa tuvo lugar el 31 de marzo de 2022, cuando una persona falleció y tres resultaron heridas a consecuencia de una deflagración en una fábrica de incubación de huevos en Morón de la Frontera, en Sevilla.

Mueren dos trabajadores en la explosión de una planta de biodiésel de Calahorra
Comentarios