sábado 28/5/22
                      El edificio incendiado, en el que han muerto tres personas. QUIQUE GARCÍA
El edificio incendiado, en el que han muerto tres personas. QUIQUE GARCÍA

Tres personas fallecieron ayer en el incendio de un edificio de tres plantas en Santa Coloma de Gramanet, muy cerca de Barcelona. Otras siete personas resultaron heridas de diversa gravedad. Uno de ellos fue ingresado en estado crítico en la unidad de quemaduras del hospital Valle de Hebrón de Barcelona. Las víctimas eran tres jóvenes de nacionalidad georgiana que vivían juntos.

Las primeras hipótesis apuntan a un incendio provocado. Era la teoría tanto de los investigadores, como de los vecinos, algunos de los cuales señalaban directamente a otro como responsable. La propia alcaldesa de Santa Coloma de Gramanet, la socialista Nuria Parlón, no descartó el móvil del fuego «intencionado» en una comparecencia ante los medios frente al inmueble.

Y es que, la investigación señala en su fase preliminar que el fuego se inició en dos lugares de la finca de manera simultánea, lo que abona la teoría de que el siniestro fue provocado. El inspector de los Bomberos de la Generalitat, Eduard Martínez, confirmó que el incendio, que se declaró sobre las 4.30 de la madrugada, tuvo dos focos de inicio, si bien no quiso ratificar la teoría de que fuera provocado.

El fuego se extendió desde la planta baja, donde están los contadores, y también desde la segunda planta. En principio, el edificio no sufrió daños estructurales y el fuego fue sofocado sobre las cinco de la mañana.

El edificio consta de tres plantas. Y la mayoría de los pisos habían estado ocupados. La alcaldesa confirmó que había denuncias previas a la Policía Local y a los Mossos por problemas de convivencia en la finca. En el lugar de la tragedia, en los locales de la planta baja aparecieron las persianas y las paredes con pintadas contra los ocupas y se podían leerse frases como «ocupas, dais asco», «ocupas, hijos de puta». Hace unos días hubo una pelea y las quejas por ruido eran constantes, sobre todo en uno de los pisos, donde vive la persona a la que señalan los vecinos como autor del incendio.

Uno de los vecinos d fue arrestado el domingo por amenazas. Hace unas semanas, los problemas de convivencia se cobraron una víctima mortal. El Ayuntamiento no aclaró si la luz estaba pinchada, pero un vecino murió electrocutado. Parlón precisó que hace unos meses los pisos ocupados fueron regularizados por la inmobiliaria propietaria con alquileres sociales. Uno de los seis pisos está tapiado para evitar su ocupación.

Tres muertos en Santa Coloma en un incendio que pudo ser provocado