sábado. 04.02.2023

El cargamento de cocaína oculto en plátanos hallado este fin de semana es sólo uno más de los curiosos escondites para introducir la droga en España que utilizan los traficantes, que no dudan en emplear canastillas de bebé, rosarios, tabletas de turrón o bolsas de agua caliente para sus fines. Los plátanos macho elegidos como camuflaje para 100 kilos de cocaína llegaron por error a varios establecimientos de una cadena de supermercados.

No es la primera vez que se usan los plátanos para ocultar la droga que llega a España ya que hace 15 días la policía interceptó en Sagunto 228 kilos de cocaína ocultos entre esta fruta.

Hasta noviembre la policía nacional interceptó 74.184 kilos de hachís, 14.773 de cocaína, 119 de heroína, 71.623 gramos de speed y cerca de 5.000 dosis de LSD, droga oculta en lugares cada vez más insospechados como tapizados, vajillas o entre gambas congeladas.

Narco-ingenio
Comentarios