miércoles 18/5/22

Los tres trabajadores de Coca-Cola acusados por el escrache en la boda del exvicepresidente de la compañía Marcos de Quinto con la soprano Angélica de la Riva en 2017, en la catedral de Cuenca, han negado en el juicio haber proferido insultos ni mantenido actitudes violentas, mientras el también exdiputado de Ciudadanos ha declarado que «decían que me iban a joder la boda, y lo consiguieron». | efe

Niegan insultos en la boda de De Quintos